h1

Diamante de sangre (“Blood diamond”, 2006)

6 enero 2012

Hace pocos días he vuelto a ver Diamante de sangre y me parece oportuno hablar de ella ahora que hace varios años que el cine abandonó esa mirada idílica de África, la de un pozo de misterio y misticismo, y la de un continente fascinante con grandes espacios abiertos y paisajes repletos de exotismo y peligros. Era el África aventurera y romántica que, a partir de los años setenta y ochenta, fue dando paso a otro tipo de tratamiento: el de la denuncia.

Hace un de tiempo tuvimos una buena dosis de las atrocidades que se cometían, en interminables guerras civiles, con Hotel Rwanda y El jardinero fiel la que nos hizo abrir los ojos sobre otro hecho salvaje y criminal; la de utilizar a su población como cobayas para las grandes industrias farmacéuticas. Pero, como ya se encargaron de afirmar los personajes de una y otra película, lo que ocurra a África, y los africanos, no le importa a (casi) nadie.

También uno de los políticos que aparecen en Diamante de sangre expone al principio que: “La triste historia de África es que siempre que se encuentra algo de valor sus habitantes sufren y mueren en la miseria. Esto ha sucedido con el marfil, con el caucho, con el oro y el petroleo. Y ahora con los diamantes”. Y el recurso de los esclavos durante décadas, añadiría yo.

El 1 de diciembre del 2000, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó por unanimidad una resolución para intentar poner freno al comercio de los diamantes en bruto llamados “de zonas en conflicto”, sobre todo los procedentes de Angola o de Sierra Leona. Los grupos rebeldes se financiaban con ellos.

Y ello contando el drama de millares de niños utilizados tanto como esclavos en larguísimas jornadas de trabajo extrayendo piedras preciosas, como los niños reclutados como soldados de las milicias.

Y aquí reside también lo mejor de la película de Edward Zwick, ese intento de denuncia, y el aunar aventura y compromiso recurriendo a un formato de superproducción hollywoodiense cuya lista de protagonistas está encabezada por dos estrellas del calibre de Leonardo DiCaprio y Jennifer Connelly, para procurar llegar al mayor número de público posible.

Zwick orquesta una trama de codicias en torno a un enorme diamante rosa que ha encontrado Solomon Vandy (Djimon Hounsou), un nativo que sólo desea reunir de nuevo a su esposa e hijos de los que fue separado; y la inesperada alianza que hallará en un blanco, Danny Archer (DiCaprio), nacido también en Sierra Leona, y un mercenario en apariencia sin escrúpulos, a quien sólo le interesa esa piedra preciosa en cuestión, pero que irá tomando partido a lo largo de su periplo con Solomon, y el encontronazo con una bella periodista (Jennifer Connelly), que intenta desenmascarar la tragedia de ese pueblo.
El lavado de cerebro, con consignas de liberación y drogas, incluso obligado a probar la sangre, del hijo de Solomon, y el objetivo de rescatarle de las garras de los revolucionarios, se torna el eje principal de concienciación y denuncia, junto a los intereses consumistas que ayudan a explotar y hundir más ese país.

Pero la película se desarrolla de manera maestra, eso si, diálogos poco críticos, con personajes muy bien ejecutados como el de la misma reportera (por cierto DiCaprio esta ENORME), o los villanos que van apareciendo. Un metraje algo extenso según los entendidos (por mi hubiesen sido dos horas más) y una factura de calidad,  que intenta seguir las pautas de un film de gran entretenimiento y que a la vez desea ser comprometido y tranquilizador; que queda impactante, pero bonito; con sus momentos de dramatismo bien calculados, distanciándose de los verdaderos villanos de la tragedia (los grandes joyeros)…, es ideal para un consumo rápido y, de paso, remover alguna conciencia, entre palomita y palomita.

Titulo original: Blood diamond.
Dirección: Edward Zwick.
País: USA.
Año: 2006.
Duración: 143 min.
Género: Drama, acción.
Intérpretes: Leonardo DiCaprio (Danny Archer), Jennifer Connelly (Maddy Bowen), Djimon Hounsou (Solomon Vandy), Michael Sheen (Simmons), Arnold Vosloo (coronel Coetzee), Kagiso Kuypers (Dia Vandy), David Harewood (‘Capitán Veneno’), Basil Wallace (Benjamin Kapanay), Jimi Mistry (Nabil), Anthony Coleman (Cordell Brown), Benu Mabhena (Jassie Vandy).
Guion: Charles Leavitt, basado en un argumento de Charles Leavitt y C. Gaby Mitchell.
Producción: Paula Weinstein, Edward Zwick, Marshall Herskovitz, Graham King y Gillian Gorfil.
Música: James Newton Howard.
Fotografía: Eduardo Serra.

Jose.

Anuncios

8 comentarios

  1. Jo,totalmente avalo tu opinión me has removido recuerdos q tenía dormidos sobre esta magnifica película la volveré a ver a ver propósito de ano nuevo.


  2. Tengo muchísimas ganas de ver esa película porque sé que me va a gustar. Mi padre la ve una y otra vez porque le encanta, y siempre me anima a hacerlo pero, no sé, nunca lo he hecho. Estoy de vacaciones (Enero y Febrero en Sudamérica) así que la miraré.
    Un abrazo.


  3. Yo he desarrollado la teoría de que si DiCaprio lleva barba, la peli es buena, y si sale afeitado, mala.


  4. Me encantó, hasta tengo la BSO!!! excelente film!!


  5. He intentado poder ver entera esta pelicula unas pocas veces pero me resulta tan dura que no puedo terminar de verla.
    No podrian desmanterlar a los señores de la guerra las todo poderosos USA o las naciones unidades o…..
    demasiados gorrinos en la porquera para darse cuenta de la verdadera mierda que existe hoy en dia.


  6. De las pocas interpretaciones buenas de Dicaprio
    que pena que no haga mas como esta


  7. […] si puedes (Catch me if you can, 2002), Gangs of New York (2002), El aviador (The aviator, 2004), Diamante de sangre (Blood diamond, 2006), Infiltrados (The departed, 2006), Revolutionary Road (2008), Shutter Island […]


  8. […] Eric Bana, que ya coincidió con Hunnam en La huida, en esta ocasión es su padre. Djimon Hounsou (Diamante de sangre) es el líder de la resistencia y Aiden Gillen (Sing street) es Meñique Bill ‘el […]



Aquí puedes dejar tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: