h1

Blow (2001)

25 enero 2012

Blow. Desde que la vi, hace años, quedé cautivado (emitida en Canal Hollywood, sábado  21/01/2012). Cautivado  por la estremecedora historia real de George Jung, un hombre que lo tenía todo. Un hombre en medio de una espiral de poder, dinero, mujeres, traición y oro blanco… mucho oro blanco, vergonzosas cantidades del mismo.

Desde luego para mí es un film espectacular, que no le falta ni le sobra ni un detalle. Me impactó tanto la manera en que puede degenerar la vida de una persona que lo tiene todo, que inmediatamente supe que era real como la vida misma. Y es que desde el primer fotograma nos damos cuenta de que estamos ante un film diferente, un film con “algo”, un film especial que injustamente está muy olvidado en la mente de muchos cinéfilos; que ni con el tiempo, como haría un buen vino, ha logrado alcanzar cotas  elevadas ni la mención que se merece, prueba de ello es que aun hoy mucha gente no sabe de la existencia de esta película.

Blow es una cinta que bebe mucho del mundo de Scorsese, con unas directrices muy claras. Dirigida por Ted Demme, autor de la fantástica Beautiful girls, y escrita por el titubeante Nick Cassavetes y David MacKenna (guionista de American history X). Blow está basada en una historia real y cuenta la historia de George Jung, Pablo Escobar, Carlos Lehder y el cártel de Medellín (una de las organizaciones criminales colombianas más importantes de los últimos tiempos, dedicada al tráfico de cocaína, extorsión, secuestros, asesinatos…).

Los guionistas crearon el guión para la película a partir del libro publicado en 1993 por Bruce Porter, llamado: Blow: How a small-town boy made $100 million with the Medellin cocaine cartel and lost it all (Esnifa: De como un pequeño muchacho de pueblo hizo $100 millones con el cártel de Medellín y de cómo lo perdió todo).

Blow nos desvela la escalofriante historia real de George Jung, el primer americano en crear un modelo de negocio de importación de cocaína a gran escala. Su ascenso: propiciado por la avaricia y persecución del sueño americano, y su caída: desencadenada por múltiples errores y traiciones de amigos y familiares (vaya  madre tan genial, ya veréis). La historia de un hombre, un tipo corriente, que invirtió todo su ingenio, ambición y pericia, en un empeño que finalmente perdió por su propia codicia y la de sus seres más cercanos y queridos.

El film nos muestra el lado más oscuro del glamour de los años 70 y 80, donde no todo era dinero, mujeres y poder. A través de un riguroso examen de ese mundo de contrabando, de negociaciones implacables, de ejecuciones brutales, de grandes operaciones de blanqueo de dinero, Blow nos propone un viaje al lado de Jung, donde asistiremos a su ascenso al poder y su posterior e inevitable descenso a los infiernos. Porque al fin y al cabo, George Jung fue -y sigue siendo- un hombre leal, un hombre consecuente con sus ideales, capaz de luchar con todo para salvar aquello que más quiere: su familia; pero que acabó en una encrucijada formada por el dinero y el preciado polvo blanco.

Blow es de desarrollo ágil, rápido y eficaz. La narrativa es fantástica, como la de una buena novela negra; acelerada, para no caer en la rutina y el aburrimiento. La presentación de los  personajes está acorde con el ritmo y la veracidad de los hechos (pues no veremos a Penélope Cruz hasta pasada casi una hora de metraje). Ted Demme no juzga ni analiza, simplemente desnuda la historia de Jung. El realizador destripa todo los entresijos de una vida donde las traiciones y el miedo están a la orden del día, y los falsos sentimientos juegan un papel importante en todo esto.

La construcción de los personajes en Blow resulta magistral. Todos están perfectamente retratados, conformando un conjunto  con multitud de personalidades. Tenemos pues el carácter fiel de su amigo, el contacto afeminado con el que empieza en el mundo de la hierba, la bondad de su primera esposa, el padre trabajador y honrado capaz de perdonar a su hijo en infinidad de ocasiones, la madre egoísta que sólo le importa la opinión del vecindario, su compañero de celda que más tarde le traicionaría, el capo Escobar sin escrúpulos, su actual mujer enganchada al poder, al dinero y a la cocaína, su inocente hija que únicamente busca el consuelo y el amor de un padre…

Y por encima de todos ellos destaca un genial Johnny Depp. Un Depp que compone un sobresaliente personaje lleno de matices y personalidad. Un Depp capaz de insinuar con una mirada toda la profundidad de un personaje tan complejo y ambiguo como lo es George Jung. Junto a Johnny Depp destaca un buen Jordi Mollá como Delgado. Una interpretación de un Mollá en estado de gracia, quizá un poco sobreactuado, pero que dota de toda la fuerza e intensidad necesaria a su personaje (impresionante la escena donde Depp descubre la traición de Mollá). Jordi Mollá retrata un personaje delirante, lleno de altibajos y donde gran parte de su eficacia reside en la expresividad de sus ojos. Ambos construyen una realidad interpretativa inigualable, donde el duelo se resuelve en favor de un Depp soberbio. Por su parte, Penélope Cruz está carente de emotividad. Construye un personaje demasiado artificial y neurótico, lleno de gritos e histeria. Se dedica a vagar por arriba y abajo dando muestras de su escasa convicción en el trabajo y desaprovechando lo que podría haber sido uno de sus mejores papeles como actriz. No me convence en absoluto, de hecho es la nota más negativa para un film redondo. Sus ganas de dar el gran salto en Hollywood la llevan a interpretar de una manera muy sobreactuada  y engañosa.

Por lo que respecta al apartado técnico destaca una potente banda sonora que sin duda es el complemente ideal para este tipo de cintas. La gran elección de la música que acompaña al film es otra de las bazas importantes que tiene Blow en su haber. Mención especial merece la dirección artística, de vestuario y maquillaje, pues vemos como durante dos décadas, Depp se marca diferentes modelitos horteras y que tan bien quedan en cintas de estas características (véase Scarface o Casino).

Recopilando: Blow es una  película sublime, injustamente ignorada por la crítica y el gran publico. No llego a entender como una cinta con tantísimas buenas cosas, ha pasado casi desapercibida. Seguro que nunca se convertirá en Uno de los nuestros o Scarface, pero creo que merece un mayor reconocimiento cinematográfico.

¡Genial!

Dirección: Ted Demme.
País:
USA.
Año: 2001.
Duración: 124 min.
Interpretación: Johnny Depp (George Jung), Penélope Cruz (Mirtha), Franka Potente (Barbara), Paul Reubens (Derek Foreal), Ray Liotta (Fred Jung), Rachel Griffiths, Jordi Mollá.
Guión: Nick Cassavetes y David McKenna, basado en el libro de Bruce Porter.
Producción: Ted Demme, Denis Leary y Joel Stillerman.
Música: Graeme Revell.
Fotografía:
Ellen Kuras.
Montaje: Kevin Tent.
Diseño de producción: Michael Z. Hanan.
Dirección artística: David Ensley y Bernardo Trujillo.
Vestuario: Mark Bridges.

Jose

Anuncios

3 comentarios

  1. Johnny Depp muy grande, como siempre. Y un Jordi Mollá a la altura del papel, gran actor pero poco reconocido


  2. Peliculonndonde los halla,por lo menos ese recuerdo me queda a mi ,es mas me dio buenas ideas para esa epoca de mi vida menos mal que no me atreví a nada.
    Por cierto sabes algo de J.Edgar ¿la recomiendas?,escribe algo.
    Bsos.


  3. beatriz deacuerdo contigo Molla muy buen actor pero poco reconocido……….pero tambien tiene algo de culpa el no se hace buena promocion de si mismo,no le gusta esa parte de su trabajo ,hablo con conocimiento de causa…..por lomenos hace algunos años,vamos en la época de esta pelicula.
    Un saludo



Aquí puedes dejar tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: