h1

¿Románticas?

21 marzo 2012

Llega a nuestras pantallas Montaña rusa, una película de Emilio Martínez Lázaro, un especialista en combinar lo sentimental y lo sexual desde ‘Amo tu cama rica’ a ‘El otro lado de la cama’. El director vuelve a la comedia con esta cinta, en la que parcela el sexo y el amor con un trío de lujo: Verónica Sánchez, Ernesto Alterio y Alberto San Juan. La película tiene “sexo sin amor y amor sin sexo”,  pero ¿la podríamos catalogar de ‘romántica’? Probablemente no. Y esto nos recuerda que el cine es muy dado a catalogar como ‘románticas’ películas que nada o muy poco tienen que ver con el romanticismo en sí.

De hecho, existen, especialmente en Hollywood, numerosas  películas que, aún teniendo algún elemento romántico que forma parte de  la trama, quizá no pueden calificarse de tales. Y, lejos de  destruir cualquier mérito que estas películas puedan tener, el número de besos y caricias no es indicativo de ‘romanticismo’.

Repasamos diez películas que cuentan con romance en diversos grados, y que, por ejemplo, no tendrán repercusiones sobre el ‘honor masculino’ de un hombre – es decir, el sentimentalismo blando y barato está fuera: el sexo, la violencia, los coches rápidos, las agrias comedias y grandes bandas sonoras mitigan ese efecto sensiblero. Y muchos hombres no se avergonzarán de decir que les gustan estas películas… ¿románticas?

1. Cuando Harry encontró a Sally (Rob Reiner, 1986). No hay sentimentalismo barato en este gran guión de Reiner. Billy Crystal y Meg Ryan interpretan a una pareja felizmente enamorada, que tardará décadas en darse cuenta de lo afortunados que son. Dos buenas actuaciones, enriquecidas con una variedad de personajes excelentes. Cualquier película en la que Meg Ryan finge un orgasmo en un café lleno, y donde la madre del director dice, con gran sentido del humor, “quiero tomar lo que ella está tomando”, ya merece la pena.

2. Con faldas y a lo loco (Billy Wilder, 1962). ¿Quién mejor para compartir una historia romántica con Marilyn Monroe en este clásico que Jack Lemmon y Tony Curtis? Ellos son los auténticos protagonistas de esta historia, que nos cuenta todo lo que necesita saber en el amor. El travestismo proporciona un argumento extraordinario a una de las mejores parejas cómicas vistas en la gran pantalla. Y la presencia del mayor sex-symbol de todos los tiempos, la Monroe, hace las dos horas de película aún más gloriosas.

3. Nueve canciones (Michael Winterbottom, 2004). Una película difícil en todos los sentidos, y lo peor es que Michael Winterbottom la ha dirigido, pero vende sexo. Los protagonistas, básicamente, ven ocho bandas de rock durante nueve días y tienen sexo apasionado cada noche. Winterbottom trató de romper los límites del cine convencional haciendo que los actores tuvieran sexo real, pero sólo logró un fil prono demasiado largo y aburrido. Aún así, puede que para muchos sea una historia romántica. Y lo cierto es que el abundante sexo de la cinta ha hecho que haya acumulado numerosos fans.

4. Instinto básico (Paul Verhoeven, 1991). Sexo, violencia, Sharon Stone… ¿es esto un romance o un sueño masculino?. Bueno, es un poco ambos desde que Michael Douglas, como cualquier otro hombre que tenga sangre en las venas, se enamora perdidamente de la lujuria y del perfecto cuerpo de Sharon Stone. Un cuerpo, vale la pena agregar, que la Stone no duda en mostrar en todo su esplendor, o sea, desnudo. Si hay una línea muy fina entre el amor y el sexo, esta película la oculta de manera excepcional.

5. Misery (Rob Reiner, 1990). Pobre Paul Sheldon, el protagonista. Algunos hombres tienen mala suerte en el amor, pero sin saberlo, Paul se encuentra con el amor de su vida después de que su coche se estrelle en las montañas de Colorado. El único problema para él es que el amor de su vida es un psicótica fan, interpretada por una espléndidaKathy Bates.

6. Top Gun (Tony Scott, 1986). No hay mejor película romántica para muchos hombres que esta, llena de testosterona. También hay suficientes cuerpos musculosos y frentes sudorosas que encandilen también a las mujeres que al igual que sus machos alfa, así como una abundante ración de amor del hombre y la vinculación masculina para apoyar la idea de que el juego en equipo ética de Top Gun es un apasionado puede ser extendida a su posición sobre la sexualidad masculina .

7. Shrek (Andrew Adamson/Vicky Jenson, 2001). Mike Myers pone voz e interpreta al ‘alegre’ gigante verde en esta parodia de Dreamworks. Hay amor y romance, por supuesto, pero con la compañía insoportable del Burro parlanchín (interpretado por Eddie Murphy) no hay manera de que la cosa funciones, y tuvo que dejar la sensiblería en el camino. Eso sí, así es mucho más divertido.

8. Terminator (James Cameron, 1982). Esta historia no es una advertencia sobre la posible autodestrucción que puede provocar el desarrollo tecnológico, ni una buena historia contra el mal entre un hombre y una mujer perseguidos por un monstruo imparable. No, la película trata sobre el eterno amor de un hombre por una mujer a la que nunca ha conocido. Cuando finalmente la encuentra, es el amor el que le obliga a protegerla bajo cualquier circunstancia, hasta el punto de sacrificarse para salvar su vida y la vida de su hijo aún no nacido. Bueno, vale, en realidad es una suma de ambas cosas. Pero ¡qué gran película!

9. La chica del adiós (Herbert Ross, 1977). Richard Dreyfuss está sensacional en el papel de un actor que se muda a un apartamento compartido por una madre y su hija, y que se enamora de las dos. La película cuenta con un gran guión (uno de los mejores de Neil Simon) y algunas interpretaciones excelentes. Podría ser la película más romántica de esta lista, pero su blando final, demasiado feliz, nace de una cierta falta de veracidad.

10. Un gran amor (Cameron Crowe, 1989). John Cusack fue un icono de la pantalla en los 80, junto a un grupo inusual de adolescentes como Anthony Michael Hall y Corey Feldman, que no eran especialmente guapos pero no les faltaba la adulación de las fans. Esta es una de las mejores películas románticas de aquella década, gracias al estupendo guión de Cameron Crowe y a una gran banda sonora que lo respalda.

¿Qué pensáis vosotros? ¿Son estas películas realmente románticas? ¿O no lo son en absoluto? ¿Hay razones para pensar que les pueden gustar a los hombres que se ‘hacen los duritos’?

Jose

Anuncios

4 comentarios

  1. Definitivamente el concepto de romanticismo es muy relativo y difiere mucho en hombres o mujeres.
    ¿De verdad te parece romántica Misery?, ¿o Instinto Básico? jajaja


  2. Hasta lo de Terminator te lo paso, ¿pero Mísery?. Jooooder. Siempre que hablo de esa peli recuerdo el “crrraaaaaaak” del tobillo. Mucho amor es lo que reparte la Bates…


  3. jajajajajaj,hay q crear polemica


  4. No sabía que era la madre del director la que quería un orgasmo a lo Meg Ryan. Un puntazo la frasecita.

    Y un bodrio Montaña Rusa, ahora que no me oye mi marido.

    Kathy Bates debe ser una psicótica de verdad, porque borda ese tipo de papeles. Le ocurre como a su “hermano” Norman Bates (Anthony Perkins), que debe dar miedo en la vida real.

    Yo calificaría de románticas la mitad de las que has dicho, más o menos.



Aquí puedes dejar tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: