h1

Ágora (2009)

12 abril 2012

Ágora

Ágora es una película excepcional pues no es la típica cinta de romanos al uso. Hay espadas, hay sandalias y tíos con falditas, pero aquí lo importante es la figura de la fascinante Hipatia de Alejandría y, sobre todo, una firme crítica del fundamentalismo religioso (da igual la religión, los extremos nunca son buenos).

La historia nos sitúa en el siglo IV, en el año 391, Egipto es una provincia del Imperio Romano en la que se suceden continuas revueltas callejeras y enfrentamientos entre los judíos, un declinante paganismo y un cristianismo en imparable ascenso. La astrónoma, matemática y filósofa Hipatia imparte sus clases a los hijos de la élite social en la legendaria biblioteca de Alejandría, entre sus alumnos están Sinesio, que llega a ser obispo cristiano, y Orestes, que llegará a ser Prefecto romano. Orestes está enamorado de Hipatia y llega a pretenderla en matrimonio, aunque ella lo rechaza, esto no impedirá que su amistad continúe en el tiempo y ella llegue a ser su asesora.

Las continuas revueltas llevan a los cristianos a consolidar su poder, consiguen expulsar a Hipatia y sus alumnos de los edificios oficiales, pero ella sigue fiel a sus ideales, no está sometida a ningún hombre (nunca se casó), es atea y asesora y amiga de Orestes y Sinesio; lo que lleva a lo líderes cristianos a confabularse contra Orestes y el obispo Cirilo la condena por pagana y bruja, ordenando su lapidación.

Quizás la película quiere abarcar demasiados temas: la representación de una época, las virtudes del conocimiento, la necesidad de la tolerancia, el fanatismo, una imposible historia de amor, los movimientos políticos y religiosos, por lo que no tiene tiempo en detenerse y profundizar. Para mí los fragmentos más interesantes son los que dedica al conocimiento y a la ciencia, en medio de revueltas y provocaciones, Hipatia sigue centrada en sus teorías e intenta entender el movimiento de los cuerpos celestes. Teorías que aprendimos de pequeños en el colegio y nos resultas obvias pero que, en su momento, algún valiente tuvo que formular y defender sin tecnología que refutara sus hipótesis.
Genial la escena en que por fin entiende que es la elipse la forma que andaba buscando y genial también el experimento en el barco que demuestra que la Tierra se mueve, aunque ella todavía no es consciente de lo que supone.

Se trata de una gran superproducción española, costó 50 millones de euros, rodada en inglés en la isla de Malta (dónde también se rodó Gladiator), una producción de alta calidad. Tiene escenas de mucha belleza cargadas de buen cine como los grandes movimientos de masas en las revueltas o en el asalto a la biblioteca cuyo juego de movimiento con la cámara resulta ejemplar.
Muy acertada la convivencia de decorados con añadidos digitales, resulta más espectacular y realista que las exclusivamente generadas por ordenador. Desde el punto de vista técnico la película resulta impecable y deslumbrante la puesta en escena, la fotografía, el vestuario o el esfuerzo de los actores con una interpretación ajustada y correcta, sobre todo Rachel Weisz.

Ágora

Amenábar se permite una serie de licencias históricas en su esfuerzo de hacer una fiel ambientación, como la edad a la que muere Hipatia, en realidad murió con 50 o 60 años, no está claro porque de su fecha de nacimiento no hay datos precisos. Hay una escena en el palacio de Orestes dónde puede verse la escultura de la Loba Capitolina amamantando a Rómulo y Remo, la escultura es de la época medieval y los niños se añadieron en el Renacimiento. Y la más importante de todas, Alejandría era una ciudad nueva fundada por Alejandro Magno, por lo tanto, completamente griega su arquitectura era clásica, no egipcia, máxime en la época en la que se ambienta la película, en plena dominación romana. A pesar de esto, creo que la ambientación es correcta y resulta creíble.

Ágora fue recibida con controversia por diversas asociaciones religiosas por considerar que atacaba el cristianismo y que incidía en falsos tópicos sobre la Iglesia Católica, Amenábar se defendió diciendo que “Ágora no pretende atacar a los cristianos, condena a los fanáticos”.
Recibió trece nominaciones en la XXIV edición de los Premios Goya, ganando en siete categorías (todas técnicas) entre ellas la de mejor guion original, mejor fotografía y mejores efectos especiales.

Dirección: Alejandro Amenábar.
País: España.
Año: 2009.
Duración: 126 min.
Interpretación: Rachel Weisz (Hipatia), Max Minghella (Davo), Oscar Isaac (Orestes), Ashaf Barhom (Amonio), Michael Lonsdale (Teón), Rupert Evans (Sinesio), Homayoun Ershadi (Aspasio), Omar Mostafa (Isidoro), Oshri Cohen (Medoro), Sammy Samir (Cirilo), Richard Durden (Olimpio), Yousef Sweid (Pedro).
Guion: Alejandro Amenábar y Mateo Gil.
Producción: Fernando Bovaira y Álvaro Augustín.
Música: Dario Marianelli.
Fotografía: Xavi Giménez.
Vestuario: Gabriella Pescucci.
Distribuidora: Hispano Foxfilm.
Calificación por edades: No recomendada para menores de trece años.

Beatriz.

8 comentarios

  1. Vi la película después de leer el libro Hypatía, de Pedro Gálvez, y debo reconocer que me gustó casi tanto como el libro. Tanto el autor del libro como el director de la película, tuvieron que permitirse licencias que rellenaran las lagunas que la historia no ha dejado documentadas. Amenabar más que Gálvez.


  2. Mira, no suele pasar, casi siempre es mejor el libro.
    No me molestaron las licencias históricas, no chirrían, por lo menos a mi, quizás a un estudioso del mundo antiguo le parezcan lo peor


  3. […] y el fanatismo religioso como enemigos de la razón, en este sentido me recordó bastante a Ágora de Alejandro Amenábar. A pesar de durar dos horas y media, la película pretende abarcar tanto […]


  4. […] Davis es el actor Oscar Isaac, al que recordareis como el Orestes de Alejandro Amenábar en Ágora o el marido de Carey Mulligan en Drive. Muy creíble su interpretación de este cantante sombrío, […]


  5. […] Song (London en Zack & Cody), Joseph Mazzello (el niño de Parque Jurásico), Max Minghella (Ágora), Rashida Jones (The office) o David Selby (el malvado Richard Channing de Falcon […]


  6. […] y avergonzado por una sociedad en la que no encuentra su sitio. Impresionante Rachel Weisz (Ágora) como una mujer que vive en el bosque con los Solitarios. Cada día me gusta más Olivia Colman […]


  7. […] por tres actrices de sobrado talento que te dejan pegado a la pantalla. Rachel Weisz (Ágora) es Sarah, una mujer ambiciosa y manipuladora que no duda en enviar a su marido a una guerra que […]


  8. […] mejor película extranjera de 2005) y retoma temas que ya trató anteriormente, en películas como Ágora, hablando de prejuicios, fanatismo, ideologías llevadas al extremo y del peligro de seguir […]



Aquí puedes dejar tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: