h1

Matar un ruiseñor (“To kill a mockingbird”, 1962)

4 enero 2013

Matar un ruiseñor

El 25 de diciembre de 1962 se estrenó en Los Ángeles la película Matar un ruiseñor, basada en la novela del mismo titulo escrita por Harper Lee y ganadora del Premio Pulitzer de 1960. Acaban de cumplirse 50 años de esa primera proyección, de una cinta que es más que un clásico, es una autentica obra maestra.

Matar un ruiseñor

La historia está contada desde el punto de vista de Scout Finch (Mary Badham), una mujer adulta que recuerda su infancia y la de Jem (Philip Alford) su hermano mayor, en 1932 (la época de la Gran Depresión) en Maycomb, en el estado sureño de Alabama, en un periodo de dos años en el que sus vidas sufrirán profundos cambios, pasando de niños inocentes y despreocupados a descubrir los conflictos raciales vigentes en aquella época, ya que comprobarán de primera mano el odio racial cotidiano que les rodea, lo que les hará madurar dolorosamente. Su padre, Atticus Finch (Gregory Peck), es un honesto abogado y un ciudadano muy respetado en la ciudad que acepta ocuparse de la defensa jurídica de Tom Robinson (Brock Peters), un campesino negro acusado de violar a una joven blanca. Los habitantes de la ciudad tratan de disuadirle para que se retire del caso, ya que es evidente que el acusado será declarado culpable, pero Finch está decidido a seguir adelante a pesar de las consecuencias que pueda acarrear para su familia.

Matar un ruiseñor

Cuando uno ve esta película tiene la sensación de que todos los implicados en su realización estaban en estado de gracia, desde el alto rendimiento de Gregory Peck que ganó un Oscar por este papel, excelentes los dos niños, un silencioso y sensible Robert Duvall en su primera aparición en la pantalla grande, la voz en off del monólogo de apertura, una adaptación fiel con un guión que nunca cuestiona la inocencia de Tom y, por supuesto, el director Robert Mulligan que sabe exactamente dónde colocar la cámara para capturar y mostrar el punto de vista de la niña. Lo dicho, una obra maestra por derecho propio.

Matar un ruiseñor

Se trata de un melodrama intenso que se enfrenta a los prejuicios de frente, no hay acción, no hay historia de amor y el villano se sale con la suya poniendo de manifiesto que, efectivamente, la justicia es ciega. Pero es una gran historia, contada de una manera firme y lúcida, a pesar de tener escenas altamente emotivas no nos sentimos manipulados y es fácil identificarse con los personajes. Impresionante se mire como se mire.

Matar un ruiseñor

Matar un ruiseñor recibió ocho nominaciones a los Premios Oscar, ganado en tres categorías, como mejor actor protagonista para Gregory Peck, mejor guión adaptado para Horton Foote y mejor dirección artística y escenografía en blanco y negro. También recibió tres Globos de Oro de los cinco a que estaba nominada, a Gregory Peck como mejor actor de película dramática, a Elmer Bernstein por la mejor música original de cine y otro como mejor película que promueva el entendimiento internacional. Además el American Film Institute (AFI), en 2003  incluyó al personaje de Atticus Finch en el puesto número 1 en una lista de los cien mejores héroes y villanos del cine estadounidense de los últimos cien años. Y en 2007 incluyó la película Matar un ruiseñor en el puesto número 25 en una lista de las cien mejores películas estadounidenses del último siglo.

Matar un ruiseñor

Matar un ruiseñor ha sido restaurada y lanzada en DVD Blu-Ray en 2012 como parte de la celebración del 100 aniversario de Universal Pictures, si aún no la habéis visto no dudéis en hacerlo.

Título original: To kill a mockingbird.
Dirección: Robert Mulligan.
Guión: Horton Foote, basado en la novela de Harper Lee.
País: EE.UU.
Año: 1962
Duración: 129 min.
Género: Drama, drama judicial, racismo, vida rural, infancia.
Intérpretes: Gregory Peck, Mary Badham, Brock Peters, Phillip Alford, John Megna, Frank Overton, Rosemary Murphy, Robert Duvall.
Producción: Alan J. Pakula, Robert Mulligan.
Música: Elmer Bernstein.
Fotografía: Russell Harlan (B/N).
Distribuidora: Universal Pictures.
Calificación por edades: Apta para todos los públicos.

Beatriz.

3 comentarios

  1. Una gran película pero muy triste. Supongo que la vida entonces era así de triste, al menos para algunos.


  2. La verdad que si, demasiado triste y vergonzosa


  3. […] y películas sencillamente geniales que muestras preciosas relaciones entre padres e hijos como Matar a un ruiseñor (1962), Kramer contra Kramer (1979), Yo soy Sam (2001) o Big Fish (2003). He preferido quedarme […]



Aquí puedes dejar tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: