h1

La dama de hierro (“The Iron Lady”, 2011)

13 abril 2013

Hace unos días nos enterábamos del fallecimiento de la ex-primer ministro británica a los casi noventa años tras una larga enfermedad. Cuando se estrenó este bio-pic sobre ella en el 2011 no tuve ocasión de verlo, así que ahora me ha parecido un buen momento para hacerlo.

La historia comienza en la actualidad (en 2011) con una Thatcher anciana y enferma de demencia senil. Tiene alucinaciones con su marido muerto, con el que habla a menudo, y confunde situaciones actuales con hechos pasados. Como cuando ve un atentado de Al Qaeda en la televisión y lo confunde con uno del IRA, diciendo “tenemos que emitir un comunicado lamentando el hecho”, ante la triste mirada de su hija.

Estos hechos del presente, se van mezclando con la historia pasada mediante flashbacks en los que Margaret recuerda hechos de su vida, desde su juventud en la tienda de comestibles de su padre, hasta su retiro “forzoso” del 10 de Downing Street.

Margaret Thatcher tiene unos orígenes humildes. Bueno, no tanto como humildes, mas bien modestos. Bueno, en realidad modestos para un miembro del Partido Conservador, ya que a pesar de ser hija de un tendero (de un propietario de dos tiendas, en realidad), debían ser relativamente acomodados, ya que el padre fue alcalde de Grantham y ella estudió química en Oxford.

Tras sus estudios comenzaría a interesarse por la vida política. En la película salta a su presentación en sociedad en al partido conservador, donde conocería al que sería su marido, Denis Thatcher, un empresario viudo que le aportaría los recursos y el nombre adecuados para triunfar en política.

Tras perder unas primeras elecciones para un escaño en el parlamento, aun como Margaret Roberts, se casaría con Dennis y volvería a intentarlo años después, consiguiéndolo en esta ocasión.

Sin embargo, esta dedicación a la vida política le haría pagar un precio familiar. Su marido, que a pesar de ser su gran amor quedó relegado a un segundo plano, acusándola de una ambición desmedida, y sus hijos, a los que no prestaría la atención debida. Un tremenda imagen que nos brinda el film, los hijos corriendo detrás del coche de Margaret gritándole “no te vayas mamá” mientras ella conduce impasible camino del Parlamento sin mirar atrás.

Una vez en política, y trepando a toda mecha, una vez fue nombrada ministra de educación, no dudó en apuñalar (metafóricamente hablando) a su padrino, el entonces primer ministro Edward Heath para seguir su carrera hacía el liderato del partido. Antes de alcanzarlo, ya fue conocida por su extremada dureza. Como portavoz de Vivienda y Suelo vendió muchas propiedades públicas a instituciones privadas, se mostró partidaria de mantener la pena capital, fue una firme defensora de la prohibición del divorcio, y votó a favor de la restauración del birching (un tipo de castigo físico) en las escuelas, incluso en contra de su propio partido.

Tras llegar a la presidencia, fue muy impopular debido a sus duras medidas económicas y sociales. Hablaba de que la gente “debía ganarse el pan por sí mismos”, y que no estábamos para alimentar “vagos y maleantes”. Desposeyó a los sindicatos de prácticamente todo su poder, atajó huelgas con dura represión policial, dejó morir de hambre a varios huelguistas por no ceder, se enfrentó duramente al IRA, que a punto estuvo de acabar con su vida en un atentado y se alineó con los EE.UU. contra el comunismo internacional. Sólo volvería a ser popular tras enfrentarse militarmente a Argentina por la invasión de las Malvinas y ganar el enfrentamiento.

Sin embargo, y tras esos años de éxito, tan dura fue que acabó enemistándose con su propio partido, que finalmente la depondrían, haciendo que dimitiera siendo primer ministro en vigor. El detonante fue una tasa que quería imponer, en la que todo el mundo pagase lo mismo, fuese multimillonario o un humilde trabajador, y que si no pagaba, le hiciese perder el derecho al voto. Ante la tremenda impopularidad de la medida, los conservadores presentaron a otro candidato, y con el partido dividido Margaret dimitió y abandonó la política.

En el aspecto visual, es digna de mención la caracterización física de Meryl Streep en el papel de Thatcher, que le valió dos Oscars, uno como mejor actriz, y otro como mejor maquillaje. Muy logrado uno, y muy buena la otra.

Título original: The Iron Lady.
Dirección: Phyllida Lloyd.
País: Reino Unido.
Año: 2011.
Duración: 105 min.
Género: Drama, biográfico.
Intérpretes: Meryl Streep, Jim Broadbent, Anthony Heald, Richard E. Grant, Roger Allam, Olivia Colman, Nicholas Farrell, Alexandra Roach, Harry Lloyd, Iain Glen.
Guion: Abi Morgan.
Música: Clint Mansell, Thomas Newman.
Fotografía: Elliot Davis.

César.

7 comentarios

  1. La verdad es que la caracterización es impresionante y Meryl Streep asombrosa, como siempre.
    No sabia yo que tenía demencia senil


  2. Al parecer la padecía desde el 2000. De hecho sus médicos le recomendaron no volver a hacer discursos públicos.


  3. Me recuerda un poco a Adolfo Suarez, lo que ha sido para la historia de este país y el pobre con Alzeimer, que no puede ni acordarse


  4. […] un actor mexicano interpretando a un ruso de apellido francés (Iván Fontaine). Richard E. Grant (La dama de hierro) es su amigo Dickie, un tipo austero y parco en palabras, que nos deja escenas altamente […]


  5. […] Mejor actriz protagonista: Meryl Streep por La dama de hierro. […]


  6. […] alrededor de ella y del grupo de mujeres que se unieron a su lucha, la guionista Abi Morgan (La dama de hierro, Shame) ha creado un relato ficticio que retrata muy bien como debió ser la lucha de estas […]


  7. […] Streep como Margaret Thatcher en La dama de hierro (The iron lady, […]



Aquí puedes dejar tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: