h1

Redención (“Hummingbird”, 2013)

25 julio 2013

Soy un tío bastante primario, y me gustan las películas ochenteras en las que un señor se pone a repartir leña entre los malos. He crecido con Stallone, Swarchenegger, Chuck Norris y Bruce Willis. Por tanto me declaro fan de Jason Statham, un duro de los clásicos, y encima calvo.

Conocí a Statham en Lock, stock and two smoking barrels, y luego en Snatch, cerdos y diamantes, pero no me llamó la atención hasta su papel en Transporter. Desde ese momento no he dejado de disfrutar de sus películas, como en El mecánico, la loca Crank, Revólver, Los mercenarios, Blitz, Parker, Safe, o El gran golpe.

Desde luego Statham está bastante encasillado, pero de momento no me cansa, así que cuando tuve ocasión de ver Redención no lo dudé. Y ciertamente, he disfrutado bastante la película. Redención nos habla de una historia de redención, pero no una historia clásica, con final feliz (lo siento), sino una historia de dolor, locura, amistad, desesperación y finalmente, asunción.

Joseph Smith (Jason Statham) es un ex-veterano de las fuerzas especiales británicas (Royal Marine) que vuelve bastante tocado de Afganistán por las traumáticas experiencias que vivió en combate, y que tras desertar, vive alcoholizado en la calle, durmiendo en un callejón con otros deshechos humanos como él.

Un día unos camellos están robando a los vagabundos, y Joseph intenta defender a una chica, pero en su estado recibe una monumental paliza, de la que consigue escapar por los pelos metiéndose en una casa por una claraboya.

Ese será el punto clave en la redención de Joseph. Tras pasar la noche descansando, al mirarse en el espejo ve en lo que se ha convertido, e intenta recuperar su vida. Se corta el pelo, se ducha, se afeita, se viste con las ropas del dueño de la casa, e intenta volver a tomar el control. Sin embargo, los recuerdos del combate vuelven, y tiene que acallarlos con el alcohol.

Con la ayuda de una joven monja del centro de ayuda al los sin techo, consigue retomar las riendas de su vida. Por un mensaje en el contestador se entera de que el dueño de la casa estará varios meses fuera de Londres, y decide quedarse a vivir en ella hasta que vuelva. Dejará la bebida, recuperará la forma física, volverá a trabajar y sobre todo, recuperará el respeto por sí mismo.

Sin embargo, el marine que hay dentro de él acaba saliendo, y emprenderá un camino tortuoso. Empezará trabajando como lavaplatos en un restaurante chino, y una vez que hay un problema con unos hooligans camorristas, manda al hospital a tres de ellos. Eso hace que el dueño del restaurante se fije en él, y lo recomiendo al Sr. Choy, uno de los jefes de la tríada, que le contratará como matón-recaudador.

Como matón a sueldo de los chinos, empezará a gastar bastante pasta, y distribuirá ese dinero en buenas obras: distribuirá pizza y comida china a sus compañeros indigentes del comedor social, hará regalos a la monja que le ayudó a salir del hoyo, pasará dinero a su ex-mujer para la manutención de su hija… Pero por otro lado partirá brazos, romperá cabezas y apuñalara gente.

La hermana Cristina (Agata Buzek) le instará a que abandone esa vida de violencia y a que se dirija al buen camino del todo, pero es difícil romper por completo con tu pasado.

Un buen día se enterará que una antigua amiga del callejón (la chica a la que intentó proteger de los camellos), ha sido encontrada muerta en el río. La chica era prostituta y a un cliente se le fue el juego de las manos.

Reflexiona sobre su vida, y ve que aunque ha salido del hoyo y vuelve a recuperar su vida, ayudando a los demás en el camino, su “trabajo” es el que hace que la droga fluya por las calles, que vengan los inmigrantes indocumentados en camiones, y que las jóvenes se prostituyan a cambio de unas libras o de algo de droga.

Con la ayuda de la hermana Cristina, intentará hacer lo correcto, pero no sin antes encontrar al asesino de la chica, y darle su merecido. Enternecedora la imagen en la que la monja sostiene en la calle a un Joseph ebrio en una recaída alcohólica, y le pregunta “¿por qué lo haces?”, y el le contesta:

Cuando estoy sobrio soy letal, y hago daño a las personas. Bebo para debilitar a la máquina de matar que hicieron de mí. Para no causar más dolor a la gente.

Título original: Hummingbird (Redemption).
Dirección y guion: Steven Knight.
País: Reino Unido y EE.UU.
Año: 2013.
Duración: 100 min.
Género: Acción, drama.
Intérpretes: Jason Statham, Benedict Wong, Siobhan Hewlett, Jason Wong, Ian Pirie, Lee Nicholas Harris, Vicky McClure, Senem Temiz, Lee Asquith-Coe, Agata Buzek, Vicky McClure.
Producción: Guy Heeley y Paul Webster.
Música: Dario Marianelli.
Fotografía: Chris Menges.
Montaje: Valerio Bonelli.
Diseño de producción: Michael Carlin.
Vestuario: Louise Stjernsward.
Distribuidora: Flins & Pinículas.

César.

11 comentarios

  1. A mi también me gusta Jason Statham, me parece un héroe de acción solvente, a parte de un calvo sexy


  2. Jajajaja… Pues tienes que verle desaliñado cuando va caracterizado de borracho. Se parece mogollón a El Perro de JdT.


  3. Es el de la tercera foto, ¿no?, está desconocido
    Tendré que verla


  4. Puff! Paso de máquinas letales repartiendo leña a diestro y siniestro sin que siquiera lo exija el guión.


  5. Es de las más profundas de Statham, no es sólo dar leña por darla. De hecho, las escenas de peleas son dos escasas.


  6. Así que es profunda…bien, entonces voy a ver si puedo verla pronto


  7. Bueno, vamos a ver. Tampoco te esperes “Matar a un ruiseñor” (ni siquiera por la similitud del título). Pero si la compraras con “Crank”, es bastante profunda.


  8. […] este conducía. Es la segunda película como director y guionista de Steven Knight, después de Redemption. Al principio de la película vemos que el protagonista lleva puesto un chaleco amarillo y, sin […]


  9. […] conseguir el reconocimiento con películas de acción como Transporter (2002), The Mechanic (2011), Redención (2013), Parker (2013) o Espías (2015), Jason Statham fue miembro del equipo británico de buceo […]


  10. […] con el guion de Steven Knight, reputado director y guionista responsable de títulos como Locke, Redención o la serie Peaky Blinders. Se trata de una coproducción británico estadounidense cuyo rodaje se […]


  11. […] The hundred-foot journey que Richard C. Morais publicó en 2010. El guion es obra de Steven Knight (Hummingbird, Locke) y está producida por Steven Spielberg y Oprah Winfrey para DreamWorks Pictures a través […]



Aquí puedes dejar tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: