h1

El mago de Oz (“The wizard of Oz”, 1939)

28 agosto 2013

El mago de Oz ("The wizard of Oz")

Partiendo del cuento infantil El maravilloso mago de Oz de L. Frank Baum, el director Victor Fleming arriesgó y convirtió la historia en un musical cuyo éxito fue tal que se ha convertido en película de culto, mil veces imitada y reverenciada y que con los años se ha convertido en uno de las cintas más conocidas y en parte de la cultura popular estadounidense. Fue nominada a seis premios de la Academia, incluyendo mejor película (que ganó Lo que el viento se llevó), pero ganó otros dos, como mejor canción original por Over the rainbow y mejor banda sonora original para el compositor Herbert Stothart.

Llegando a la Ciudad Esmeralda

Dorita (si, los doblajes de la época eran así) es una joven huérfana que vive en la granja de sus tíos Emma y Henry en Kansas. Un día su perro Totó muerde a la vecina, Miss Gulch, que lo lleva ante el sheriff pese a las protestas de todos, pero Totó se escapa y vuelve con Dorita que se pone muy contenta, pero temerosa de que Miss Gulch vuelva a llevárselo decide irse. En su viaje Dorita se encuentra con el profesor Marvel, un falso adivino que la hace creer que su tía está enferma. Dorita regresa a la granja, pero se forma un repentino tornado que empieza a llevarse todo a su paso y Dorita se golpea quedando inconsciente. Cuando se despierta ve como la casa está siendo arrastrada por el tornado.

Totó y Doronthy en Kansas

La casa aterriza en un maravilloso lugar, lleno de vegetación y muy colorido, donde aparece Glinda, la Bruja Buena del Norte que la informa que se encuentra en Pequeñilandia (Munchkinland) y que sus habitantes están muy felices pues la Bruja Mala del Este ha muerto ya que su casa ha caído encima de ella. Todos celebran que ya no volverá a ser malvada con ellos, pero la celebración es interrumpida por la Bruja Mala del Oeste, su hermana, que reclama los zapatos de rubí que llevaba puestos. Glinda los trasporta mágicamente a los pies de Dorita y recuerda a la bruja malvada que no puede usar sus poderes en Pequeñilandia, así que se va jurando vengarse de Dorita. Sin embargo, Dorita lo único que quiere es volver a su casa en Kansas, pero Glinda no sabe que es Kansas ni cómo llegar allí, así que la envía a la Ciudad Esmeralda, para hablar con el misterioso Mago de Oz, él si sabrá que hacer.

La Bruja Mala del Oeste, Dorothy y Glinda

Glinda advierte a Dorita que no debe quitarse los zapatos de rubí y que si sigue el camino de baldosas amarillas conseguirá llegar a la Ciudad Esmeralda. En el camino se encontrará con un espantapájaros sin cerebro al que le gustaría tener uno y así ser más listo, Dorita le anima a que vaya con ella y que se lo pida al mago. También se encontrará con un hombre de hojalata sin corazón y un león cobarde que se les unirán para pedirle al mago un corazón y valor…

Dorothy y sus amigos

Una de las características de El mago de Oz es lo bien que supo combinar las imágenes en blanco y negro (bueno, más bien sepia) de la aburrida vida de Dorothy en Kansas con el fabuloso Technicolor del maravilloso mundo de Oz, con su explosión de colores brillantes, todo un derroche de poder artístico e imaginativo, cinematográficamente sublime. Desde el punto de vista de los efecto especiales también se adelantó a su época, no olvidemos que se estrenó en 1939, puede que vistos ahora resulten infantiles pero en su momento fueron de los más elaborados junto con un uso excepcional del maquillaje y son los suficientemente buenos para dejar que nuestra imaginación rellene lo que falta.

Dorothy en Pequeñilandia (Munchkinland)

El mago de Oz presenta una serie de imágenes memorables que acompañan a una historia simple e interesante y las maravillosas actuaciones de la genial Judy Garland. Una película que está a punto de cumplir 75 años y sigue siendo una obra maestra, creativa y digna de ser disfrutada como el clásico que es, con toda su carga mitológica y sentimental y no cómo un valor kitsch.

Título original: The wizard of Oz.
Director: Victor Fleming.
País: EE.UU.
Año: 1939.
Duración: 101 min.
Género: musical, fantástico, cine familiar.
Intérpretes: Judy Garland, Frank Morgan, Ray Bolger, Bert Lahr, Jack Haley, Billie Burke, Margaret Hamilton, Charley Grapewin, Clara Blandick.
Guion: Noël Langley, Florence Ryerson, Edgar Alan Wolfe, basado en un cuento de Frank L. Baum.
Productora: MGM. Productor: Mervyn Le Roy
Música: Herbert Stothart (Canción: E.Y. Harburg & Harold Arlen).
Fotografía: Harold Rosson.
Calificación por edades: Apta para todos los públicos.

Beatriz.

8 comentarios

  1. Hermosa película que vi cuando era peque. Poco me acuerdo hoy.
    Lo que es curioso de esta película, es que el disco “Dark side of the moon” de Pink Floyd cuadra perfecto en los 43 minutos que dura el disco. Le llaman “The dark Side of the Rainbow” y se puede ver aquí:
    http://www.youtube.com/watch?v=0gXvVUg-VAE
    y la explicación con mas detalle aqui:
    http://es.wikipedia.org/wiki/The_Dark_Side_of_the_Rainbow

    Espero no te moleste que haya agregado esta info y los enlaces.


  2. No que va, no me molesta, a mi me encantan este tipo de anécdotas y de esta no tenia ni idea.


  3. Hola!! Excelente nota. Una obra del cine que superó cada una de las barreras posibles, volviéndose más importante que los libros en sí.
    Además la película tiene una “mística” especial, ¡está rodeada de misterios! Me parece que es magníficamente atemporal… tan simple, tan honesta… y sin embargo profunda en mensajes sobre el amor y el descubrimiento de uno mismo.
    Una de mis fantasías favoritas, que seguirá en la mente del hombre contemporáneo por generaciones.

    Te invito a leer mi propia nota sobre esta obra y decirme qué opinas!

    http://viajarleyendo451.blogspot.com.ar/2013/09/el-mago-de-oz-cuando-el-cine-supera-la.html

    Subo notas de literatura, cine, humor y cultura en general. Saludos!!

    Luciano


  4. Hola Luciano, a mi también me parece atemporal, simple y a la vez llena de mensajes y valores


  5. […] de sus chapines de rubíes. Cinco pares de estos famosos zapatos rojos que uso Judy Garland en El Mago de Oz han llegado hasta nuestros días, un par se puede ver en el museo de la Academia de Cine de […]


  6. […] escribiera en 1900 L. Frank Baum y que permanecen en la memoria de varias generaciones gracias a El mago de Oz, la película que realizó Víctor Fleming en 1939. Sí alguna vez os habéis preguntado cómo Oz […]


  7. […] y que he disfrutado plenamente, ya sea porque las han programado en televisión, como Top Gun o El mago de Oz, o por el puro placer de volver a verlas, como me ha pasado con esta que la rescaté de mi […]


  8. […] es fácil identificar a Gene Kelly en Cantando bajo la lluvia (1952), a Judy Garland en El Mago de Oz (1939) queriendo saber que hay Over the rainbow, el Supercalifragilisticoespialidoso de Julie […]



Aquí puedes dejar tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: