h1

Spartacus (Serie de TV, 2010-2013)

17 mayo 2014

Spartacus

Varias de las series de televisión que sigo han llegado a su fin de temporada, como Arrow, Vikings o The Walking Dead, y mientras espero que otras comiencen nuevos episodios, como Sons of anarchy, Falling skies o Boardwalk empire, me he puesto a ver una serie nueva, de esas que ya hay varias temporadas enteras y las puedes ver de una tacada, sin esperar a la dosis semanal. En esta ocasión la elegida ha sido Spartacus, que llevaba largo tiempo en el punto de mira. Llevo ya dos temporadas y media, de las cuatro que hay, y lo cierto es que me está gustando mucho. La serie narra la vida de Espartaco, el gladiador que se levantó contra Roma en la III Guerra Servil, y que puso en jaque a sus legiones sublevando a los esclavos sobre los que se sustentaba la economía de la República.

Spartacus

La primera temporada narra los orígenes de Espartaco como gladiador, desde que deserta de las tropas auxiliares, hasta que es vendido a un ludus como aspirante a combatiente. Espartaco es un soldado tracio que milita junto con su tribu a las órdenes de Roma, pero una serie de desacuerdos en las órdenes dadas por un joven comandante romano, Cayo Claudio Glabro, hace que abandonen sus puesto y vuelvan a su pueblo. Esta acción será castigada con la destrucción del pueblo y la esclavitud de los supervivientes. Espartaco, junto con otros cabecillas tracios es llevado a Capua por Glabro para ser ajusticiado en la arena, para así servir de escarmiento.

Sin embargo, lo que debía de ser un ajusticiamiento se convierte en el incio de la leyenda. Espartaco consigue derrotar a los encargados de su ejecución, y acaba él sólo con cuatro hombres, consiguiendo el perdón gracias a la aclamación del pueblo. Esto despierta el interés de Quinto Léntulo Batiato, un lanista que dirige un ludus en Capua. Batiato comprará al esclavo y lo llevará a su escuela de gladiadores, y se unirá a otros cuantos aspirantes. Si logran acabar su periodo de instrucción y pasan la prueba final, se convertirán en gladiadores, dioses de la arena. Si no lo hacen, morirán en el intento, o peor aún, acabarán sus días en las minas.

Spartacus

Pronto se dará cuenta que la Casa Batiato no es un ludus al uso. Las aspiraciones políticas de Quinto, y sobre todo la ambición de su mujer, Lucrecia, les harán partícipes de todo tipo de conspiraciones para ascender en el cursus honorun, no dudando en matar a quien se interponga en su camino, y ofreciendo todo tipo de placeres a los influyentes romanos con el fin de mejorar su posición. Eso incluye también a las influyentes romanas, a las que ofrecerá los servicios “especiales” de sus gladiadores. Sangre y placer, cualquier cosa que haga que los romanos se sientan felices en Casa Batiato.

El recién llegado será problemático y poco disciplinado, causando constantes problemas en el ludus, hasta que finalmente el lanista llegará a una acuerdo con él. Espartaco peleará por el honor de la Casa Batiato, y Quinto hará todo lo posible por encontrar a la esposa de Espartaco, vendida como esclava, y traerla para que sirva en la casa como esclava de la domina, su mujer. Con la esperanza de recuperar a su mujer, Espartaco pondrá ahora todo de su parte para convertirse en un buen combatiente.

Spartacus

En la arena la cosa tampoco es fácil para los reclutas; son el final de una larga cadena alimenticia. Hasta que no pasan la prueba, y no ganan la marca de Batiato (una B marcada al fuego en el brazo), son poco menos que las heces, y los gladiadores no quieren tener nada que ver con ellos, humillándoles, golpeándoles y haciendo que su vida sea un infierno. Bajo la férrea disciplina del Doctore, el entrenador de gladiadores, Espartaco y alguno de sus compañeros lograrán finalmente ganarse un puesto en la arena, adquiriendo el privilegio de luchar con otros gladiadores, y en algún momento, morir.

Mientras poco a poco se va convirtiendo en un combatiente experto y duro de pelar, empieza a despertar la animadversión de Crixus, el campeón del ludus, un enorme galo que era el gallo del corral hasta este momento, y que ve amenazada su posición con el nuevo gladiador. Crixus y sus aliados, los antiguos gladiadores, como Barca o Ecneo, mientras que Espartaco se apoyará en los recién ascendidos, como su amigo Varro. Además, algunos de los antiguos miembros de la arena se posicionarán al lado de nuevo candidato a campeón, como el astuto y traicionero Ashur, que guarda un gran rencor a Crixus.

Spartacus

La serie tiene un contenido muy alto de violencia y sexo, lo cual resulta bastante llamativa para una serie emitida en televisión. El nivel de gore es bastante elevado, mostrando amputaciones, mutilaciones y vísceras y salpicaduras con un detalle muy muy alto. Las escenas de sexo lo mismo; muestran con todo tipo de detalle las perversiones atribuidas clásicamente a los romanos: orgías multitudinarias, el uso de los esclavos y esclavas por parte de los domines como artilugios sexuales, incluso como parte de su propias relaciones maritales, desnudos integrales masculinos y femeninos, escenas homosexuales… Todo narrado explícitamente y de un modo muy visual. Bueno, sin llegar al nivel del Calígula de Tinto Brass, naturalmente.

Spartacus

La segunda temporada es una precuela de la primera, en la que se cuanta la historia de los personajes que estaban en el ludus antes de la llegada de Espartaco. Las ambiciones de un joven Quinto, recién convertido en lanista tras la retirada de su padre, la llegada de Crixus del mercado de esclavos como aspirante a gladiador, sus disputas en la arena con Gannicus, el entonces campeón del ludus, o cómo Enomao se convertirá en Doctore, el instructor de la escuela. Son sólo seis episodios, pero que me han parecido muy interesantes para completar esos huecos que quedaban en la historia anterior.

Spartacus

En la tercera temporada, que acabo de comenzar, me he llevado una sorpresa impactante. Comienza donde acaba la primera, pero veo que el actor que encarna el personaje de Espartaco es otro. Lo han cambiado así por las buenas, sin dar ningún tipo de argumentación en la historia, al estilo de la tía Viv de El Príncipe Bel-Air. Pensé que se trataría de un desacuerdo con el actor, económico o artístico, pero buscando en internet me he enterado de que el actor que le pone rostro en la primera temporada, Andy Whitfield, sufrió una enfermedad que le mantuvo alejado de los platós una larga temporada (por eso lo de la precuela sin él), y que finalmente no superó, así que tras su fallecimiento fue sustituido por Liam McIntyre para hacer el papel.

De momento me está resultando muy rara la sustitución, ya que incluso mantiene la misma voz que en la primera (estoy viendo la versión doblada). Veremos si me acostumbro finalmente.

Spartacus

Título original: Spartacus.
Dirección:  Steven S. DeKnight.
Año: 2010-2013.
Género: Histórico, aventura, drama.
País: Estados Unidos.
Intérpretes: Andy Whitfield, Lucy Lawless, John Hannah, Manu Bennett, Peter Mensah, Nick Tarabay, Viva Bianca, Lesley-Ann Brandt, Jai Courtney, Erin Cummings, Craig Walsh-Wrightson, Eka Darville, Antonio Te Maioha, Ande Cunningham, Daniel Feuerriegel, Katrina Law, Brooke Williams, David Austin, Janine Burchett, John Bach, Lliam Powell.

César.

Anuncios

Aquí puedes dejar tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: