h1

X-Men: Días del futuro pasado (“X-Men: Days of future past”, 2014)

6 junio 2014

X-Men: Días del futuro pasado (X-Men: Days of future past)

Bryan Singer vuelve a dirigir una película de la saga que le dio fama internacional. Después de X-Men 1 y 2 (2000 y 2003), es el responsable de las dos nuevas entregas X-Men: Días del futuro pasado y X-Men: Apocalipsis que llegará en 2016. Días del futuro pasado está basada en el cómic publicado a principios de los 80 y supone el nexo de unión entre la saga original, que culminó con X-Men: la decisión final, el reboot que se lanzó en 2011 con X-Men: primera generación y, también, con la última escena de Lobezno inmortal, con la intención de corregir discrepancias argumentales entre todas las películas anteriores.

Charles Xavier y Erik Lehnsherr

En el pasado (1973) el intento de asesinato de Bolívar Trask (Peter Dinklage) a manos de Mística (Jennifer Lawrence) provocó que está fuera capturada y que usaran su ADN para mejorar unas complejas armas desarrolladas por Industrias Trask, los Centinelas, capaces de detectar y eliminar a los mutantes. Esto provocó una guerra entre humanos y mutantes que continúa en el futuro y está devastando la civilización. Los Centinelas no se conformaron con aniquilar a los mutantes, fueron evolucionando y son capaces de detectar que humanos poseen el gen mutante, aunque no hayan desarrollado mutación alguna y también están diseñados para eliminarlos, así que según se desarrolla la guerra, muchos humanos terminan por apoyar a los mutantes.

Hugh Jackman, Michael Fassbender y James McAvoy

En el futuro (2023), el Profesor X (Patrick Stewart) y Magneto (Ian McKellen) contactan con Kitty Pride (Ellen Page), una mutante capaz de proyectar la conciencia de alguien atrás en el tiempo, algo que ella está usando, junto a un grupo de mutantes, para huir de los Centinelas. Pretenden enviar al pasado a un mutante para que impida que Mística ataque a Trask, pero Kitty no sabe si será capaz de retroceder tanto tiempo y si eso no causará un daño irreparable en el mutante que lo haga. El elegido es Lobezno (Hugh Jackman), por su capacidad de regenerarse, es enviado a 1973, donde debe convencer a Charles Xavier (James McAvoy) y Erik Lehnsherr (Michael Fassbender) para que trabajen juntos y le ayuden a detener a Raven.

Michael Fassbender y Jennifer Lawrence son Erik y Raven

Muchas expectativas se habían creado en torno a esta nueva entrega de los X-Men, os diré una cosa, está a la altura, es una obra maestra del género de súper héroes, una superproducción tan espectacular e impactante como fue Los Vengadores en 2012. Si bien, hacía la mitad, parece que le cuesta mantener la tensión y el ritmo se hace más lento, sin embargo, los 131 minutos no se hacen largos ya que se compensa con unos impresionantes efectos especiales y un guion trabajado con coherencia y fácil de seguir, tarea complicada si pensamos que enlaza las tres películas de la primera saga, con las dos de Lobezno y con el reboot. Aunque no se salva de incongruencias, como la muerte del Profesor Xavier en La decisión final, ¿a quién le importa?

Ellen Page y Shawn Ashmore

Dos líneas de tiempo construidas de manera muy inteligente que no mezclan personajes del pasado y del futuro, cada uno está en su universo lidiando con su presente, la mayor parte de la acción se centra en el pasado, en los años 70, y se salpica con algunos saltos al futuro para añadir tensión y no olvidarnos de los mutantes que están custodiando el cuerpo de Logan. La trama del futuro se sitúa unos diecisiete años después de La decisión final y la trama del pasado diez años después de los acontecimientos en Cuba de La primera generación. De cualquier manera, es aquí donde reside gran parte de su grandeza, en la forma que han combinado los personajes de unas y otras y eso a pesar de que la trama tenga claras influencias de Terminator, Matrix u Origen.

Hugh Jackman es Lobezno

Los protagonistas de esta entrega son Hugh Jackman, que por fin puede desplegar todo su carisma mutante, Jennifer Lawrence atractiva y cautivadora, ya no es la muchacha tímida que esconde su poder, y un villano a la altura del desafío, el genial Peter Dinklage como el doctor Trask. De la primera generación, además de Mística, James McAvoy como el joven Charles Xavier, luciendo “pelazo” (que cruel es la genética), Michael Fassbender como el joven Erik Lehnsherr, derrochando magnetismos y no solo con los metales, Nicholas Hoult como Bestia, tan “sosito” como siempre, y Lucas Till como Kaos, aunque su aparición es breve. De la saga original, Patrick Stewart como el veterano Profesor X, Ian McKellen como Magneto, Halle Berry como Tormenta, Shawn Ashmore como el Hombre de Hielo, Ellen Page como Kitty Pryde, Daniel Cudmore como Coloso y los cameos de Famke Janssen (Jean Grey) y James Marsden (Cíclope).

Sunspot, Kitty Pryde, Hombre de Hielo y Coloso

Los nuevos mutantes son Omar Sy (Intocable) como Bishop que es capaz de absorber energía y redirigirla. Fan Bingbing es Blink capaz de crear portales para teletransportarse, Adan Canto es Sunspot un mutante capaz de crear llamas, Booboo Stewart (Saga Crepúusculo) como Sendero de Guerra, súper fuerte, rápido e invulnerable y Evan Jonigkeit como Sapo con su larga lengua prensil. Pero destaca sobre todos ellos Evan Peters como Peter, en el futuro Mercurio (Quicksilver), un chico con una velocidad supersónica que nos dejará una escena antológica liberando a Erik en el mismísimo Pentágono, uno de los pocos momentos cómicos de la película.

Peter Dinklage es el doctor Bolívar Trask

Sin duda, esta es la mejor película de la saga X-Men, puro divertimento, emocionante y altamente recomendable por muchos motivos, el increíble Michael Fassbender, el gran Peter Dinklage, la talentosa Jennifer Lawrence… Pero también por cómo se entrecruza con la historia reciente norteamericana (con nueva teoría sobre la muerte de Kennedy incluida) y, porque esta vez, no hay cameo de Stan Lee pero si de Bryan Singer. Eso sí, aseguraros de ver hasta el final los títulos de crédito, hay escena de adelanto de X-Men: Apocalipsis.

Título original: X-Men: Days of future past.
Dirección: Bryan Singer.
País: EE.UU.
Año: 2014.
Duración: 131 min.
Género: Acción, ciencia-ficción, fantástico.
Intérpretes: Jennifer Lawrence (Raven/Mística), Michael Fassbender (Erik Lehnsherr/Magneto), James McAvoy (Charles Xavier), Hugh Jackman (Logan/Lobezno), Halle Berry (Tormenta), Ian McKellen (Magneto), Patrick Stewart (Profesor X), Ellen Page (Kitty Pryde), Shawn Ashmore (Bobby/Hombre de Hielo), Peter Dinklage (Dr. Bolívar Trask), Nicholas Hoult (Hank McCoy/Bestia), Omar Sy (Bishop), Daniel Cudmore (Coloso), Evan Peters (Mercurio), Lucas Till (Kaos), Fan Bingbing (Blink), Mark Camacho (Presidente Nixon), Josh Helman (William Stryker), Adan Canto (Sunspot), Booboo Stewart, Famke Janssen.
Guion: Jane Goldman, Simon Kinberg y Matthew Vaughn.
Producción: Bryan Singer, Simon Kinberg, Richard Donner, Lauren Shuler Donner, Hugh Parker.
Música: John Ottman.
Fotografía: Newton Thomas Sigel.
Montaje: John Ottman.
Diseño de producción: John Myhre.
Vestuario: Louise Mingenbach.
Distribuidora: Hispano Foxfilm.
Calificación por edades: No recomendada para menores de doce años .

Beatriz.

Anuncios

3 comentarios

  1. […] las dos primeras entregas de la Saga X-Men, las de 2000 y 2003, y las dos últimas del reboot, X-Men: días del futuro pasado (2014) y X-Men: Apocalypse (2016). Christopher McQuarrie además de escribir, también se ha […]


  2. […] no sufra daños. La trama salta a 1983, diez años después de los acontecimientos vividos en X-Men: Días del futuro pasado, el mutante Alex Summers acompaña a su hermano adolescente a casa del profesor Charles Xavier […]


  3. […] La mejor baza de la película es la presencia de dos actores de sobrado talento como son Kevin Spacey y Michael Shannon que realizan un trabajo fascinante. Spacey (Sospechosos habituales) es un perfecto Richard Nixon gesticulando mucho con las manos, encorvado y malhumorado que termina aceptando las peticiones del cantante a cambio de un autógrafo para su hija. Sorprendente y más versátil que nunca Michael Shannon (Animales nocturnos) como Elvis Presley, un hombre excéntrico y arrogante pero de presencia magnética que tiene muy claro lo que quiere y como conseguirlo. También geniales los dos asesores presidenciales que intentan que la reunión se celebre por todos los medios, interpretados por Colin Hanks (La vida en piezas) y la versión más formal y elegante de Evan Peters, en las antípodas de Mercurio en X-Men: Días del futuro pasado. […]



Aquí puedes dejar tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: