h1

Regreso al futuro (“Back to the future”, 1985)

5 diciembre 2014

Regreso al futuro (Back to the future)

Un año más, los amigos de Sensecine han celebrado su tradicional Community day navideño y esta vez lo quisieron hacer de una manera especial, revisionando en pantalla grande un gran clásico. Tuvimos la oportunidad de votar entre varias opciones (Tiburón, Forest Gump, Gladiator, La lista de Schindler…), resultando ser Regreso al futuro la preferida por los miembros de la comunidad, servidora incluida que también yo vote por ella. Así que acudimos a Kinépolis, dispuestos a regresar al pasado y (muchos de nosotros) ver por primera vez en el cine una obra maestra cuyo encanto no ha hecho más que aumentar en los casi treinta años que han pasado desde su estreno.

Christopher Lloyd y Michael J. Fox son Doc y Marty McFly

La historia de la película es de sobra conocida, Marty McFly (Michael J. Fox) ayuda a su amigo, el excéntrico inventor Emmett “Doc” Brown (Christopher Lloyd), con un proyecto en el que está trabajando, una máquina del tiempo construida en un coche DeLorean. La llegada de un grupo terrorista con los que Doc tiene cuentas pendientes, hace que Marty intente huir en el coche, lo que le transporta al año 1955. Los jovencitos que el futuro serán sus padres todavía no se han conocido, la llegada de Marty interfiere en que eso suceda, por lo que Marty deberá conseguir que acudan juntos al baile del instituto. Mientras, el Doc del pasado y él deben intentar conseguir la energía suficiente para hacer funcionar el DeLorean de nuevo y devolver a Marty a 1985.

¿Has construido una máquina del tiempo con un DeLorean?

Regreso al futuro es una de esas películas mágicas en las que confluyen varios factores en el lugar exacto y en el momento oportuno para crear un producto intemporal que se ha convertido en un clásico moderno y una obra maestra de la cultura popular que lleva entreteniendo a varias generaciones a las que no les importa revisarla una y otra vez. Confieso que una sonrisa cómplice me acompañó durante toda la proyección, desde la primera escena, con todos esos relojes del laboratorio de Doc, hasta la escena final en la que oímos pronunciar una de las frases más míticas de la historia del cine, “¿Carretera?, a donde vamos no necesitamos carreteras”.

Marty y los que en el futuro serán sus padres

Las películas sobre viajes en el tiempo tienen el peligro de caer en incongruencias y paradojas, Regreso al futuro también, si nos ponemos a analizar al milímetro cada línea de guion surgen agujeros por todas partes, pero el ritmo acelerado al que se desarrolla la aventura impide que el espectador se pare a reflexionar sobre ellas y las acepte con toda normalidad. Así que es mejor relajarse y disfrutar, ya que esta no es una rigurosa película de ciencia ficción, es una comedia encantadora y sus valores son otros, resulta apasionante, es enormemente entretenida, muy divertida, aunque también hay tensión, acción y drama, rebosa optimismo, tiene un raro complejo de Edipo y nos habla de temas como el choque generacional, la relación padre-hijo, el contraste de la vida de los adolescentes en los años 50 y los 80 y de como han ido evolucionando valores como la familia y la moral .

Lea Thompson y Michael J. Fox son Lorraine y Marty

Me gusta especialmente la escena de Marty despertándose en 1955, en la habitación de la que será su madre, las caras de Marty, las insinuaciones de Lorraine alucinada porque nunca había visto unos calzoncillos violetas, su insistencia en llamarle Levi Strauss (Calvin Klein en la versión original), sencillamente hilarante. Por cierto, que nos quejamos de la publicidad subliminal y, a veces, no tanto, que invade el cine y las series de hoy, pero ya en 1985 podemos ver desfilar por la película todo tipo de marcas desde DeLorean y Levi’s, a Texaco, Diet Pepsi, Nike, Kellog’s, JVC, Aiwa, Löwenbräu, Budweiser… Tengo entendido que Universal abrió un departamento específico para gestionar las labores de publicidad por emplazamiento (product placement) de la película.

Marty siempre tomaba Diet Pepsi

Robert Zemeckis ha comentado que Regreso al futuro no fue ideada para tener una secuela, pero tras su éxito en taquilla se rodaron dos más, Regreso al futuro II (1989), donde viajan al futuro a 2015, y Regreso al futuro III (1990) en la viajaran a 1885, cuando California era el lejano oeste. Una trilogía que arrasó en las taquillas, especialmente las dos primeras, Regreso al futuro fue (en EE.UU.) la película más taquillera de 1985 y la segunda parte la segunda película más taquillera de 1989.

Crispin Glover es George McFly

Regreso al futuro recibió numerosas nominaciones y galardones, entre ellos cuatro nominaciones a los Premios Oscar: mejor guion, mejor sonido, mejor canción original y mejor edición de sonido, ganando en esta última categoría. Un película que se ha convertido en un clásico por aclamación popular con la resulta imposible aburrirse.

Título original: Back to the future.
Dirección: Robert Zemeckis.
País: EE.UU.
Año: 1985.
Duración: 116 min.
Género: Ciencia ficción, comedia, fantástico, aventuras.
Intérpretes: Michael J. Fox, Christopher Lloyd, Lea Thompson, Crispin Glover, Claudia Wells, Thomas F. Wilson, James Tolkan, Billy Zane, Sachi Parker.
Guion: Bob Gale & Robert Zemeckis.
Producción: Neil Canton, Bob Gale, Steven Spielberg, Kathleen Kennedy y Frank Marshall.
Música: Alan Silvestri.
Fotografía: Dean Cundey.
Productora: Universal Pictures.
Calificación por edades: Apta para todos los públicos.

Beatriz.

Anuncios

4 comentarios

  1. […] J. Fox, en la segunda parte de Regreso al futuro, viaja al lejano año de 2015 se encuentra con unas maravillosas deportivas Nike que se ajustaban […]


  2. […] En cuanto a las más clásicas, todas las que podáis imaginar desde el DeLorean de Regreso al futuro a El gigante de hierro, el hotel de El resplandor, la moto de Akira, el propio título de la cinta, […]


  3. […] Glover saltó a la popularidad cuando interpretó al padre de Michael J. Fox en la mítica saga de Regreso al futuro. El papel le venía a la medida, sin embargo, Glover se ha pasado el resto de su carrera intentando […]


  4. […] su desarrollo es más bien un thriller con mucho factor humano. Con claros guiños a cintas como Regreso al futuro (1985), Dos vidas en un instante (1998) o Frequency (2000), el guion es complejo y milimétrico, […]



Aquí puedes dejar tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: