h1

Por trece razones (“13 Reasons why”, serie de TV, 2017-…)

26 abril 2017

Por trece razones (13 Reasons why)

Hace apenas un mes que Netflix estrenó, en todo el mundo, la serie Por trece razones (13 Reasons why) que se ha convertido en el fenómeno de la temporada. Está basada en la novela juvenil de igual título que escribiera en 2007 Jay Asher y ha sido adaptada a televisión por Brian Yorkey, ganador de un Premio Pulitzer. De momento una única temporada de trece episodios, uno por razón, de unos cincuenta minutos de duración en los que Selena Gomez ha ejercido de productor ejecutivo.

Dylan Minnette es Clay Jensen

Clay Jensen llega a su casa del instituto y se encuentra en la puerta una caja con su nombre, cuando la abre descubre un mapa de la ciudad donde vive y siete cintas de casete con sus caras enumeradas del uno al trece. Cuando escucha la primera de las cintas descubre que las grabó Hannah Baker, una compañera de instituto que se suicidó hace un par de semanas. Hannah quiere explicar los motivos que la llevaron a querer terminar con su vida, trece motivos que se corresponden con trece personas que fueron importantes para ella, pero que le fallaron de una u otra manera.

Por trece razones

A partir de aquí habrá spoilers ya que es complicado hablar de la serie sin hacer referencia a temas concretos de la trama. Si todavía no la habéis visto mi recomendación en que la veáis ya, antes de que alguien os estropee la experiencia y luego volváis por aquí para comentaros que os parecido. Según informa la revista Variety ha conseguido ser la serie más “twitteada” de 2017, hasta ahora, pues lleva más de once millones de tweet desde su estreno. Las razones son varias, principalmente porque ha sabido remover conciencias al tratar con crudeza y desgarro temas que hasta ahora eran tabú en este tipo de producciones, cuestiones como el suicidio en adolescentes, el acoso escolar, las relaciones sexuales no consentidas o el fácil acceso a las armas. A lo que habría que añadir la falta de empatía y la falta de comunicación ya sea entre padres e hijos, alumnos y profesores o entre amigos. Que decir que si los protagonistas hubieran hablado y expresado sus sentimientos después de besarse en la fiesta de Jess, la serie hubiera sido otra bien distinta.

Dylan Minnette y Katherine Langford

Por trece razones es interesante en muchos aspectos y está muy bien que haya causado tanto revuelo si eso hace recapacitar a más de uno. Pero no es perfecta y hay cosas que no me han gustado, hay mensajes que deberían haber quedado más claros. Que nadie se ofenda, tan solo es una opinión. Lo primero, decir que razones para suicidarse no hay ninguna, los ocho primeros episodios son gotas que van calando en el ánimo de la protagonista (amigos que te fallan, un chico que lanza rumores sobre ti para afianzar su hombría, que digan que tu culo es el mejor del instituto o que un chico te saque fotos en secreto), ninguno por si solo es motivo de nada más allá de retirarle el saludo al individuo en cuestión. Cretinos, necios y cobardes hay en cualquier esquina, lo mejor es evitarlos porque hacerles cambiar es difícil. Si Justin, Jessica, Alex o Tyler te han fallado, siéntate y háblalo con ellos o pasa página y busca otras personas con las que relacionarte.

Katherine Langford y Alisha Boe

Otra cosa son los episodios finales. En los cinco últimos episodios sí que se tratan asuntos más escabrosos, dos violaciones, una muerte violenta y dos suicidios (¿os habéis sorprendido?, ya dije que no siguierais leyendo sin haberla visto). Pero me reitero, nada de esto justifica un suicidio y menos en una persona tan joven con tantas cosas por vivir todavía. Aquí también hay mensajes que me parecen no llegan todo lo alto y claro que deberían, como que hacer cuando sufres o presencias una agresión sexual. Evidentemente denunciarlo o como mínimo hablarlo con alguien, quien sea y es que uno de los principales problemas de los protagonistas es la falta de comunicación, entre ellos y, sobre todo, con sus padres.

Kate Walsh y Katherine Langford

Exceptuando uno o dos (Justin, Bryce y a lo mejor Alex) el resto son familias aparentemente estables y por los estereotipos que representan se les presupone tolerantes y abiertos, como los padres interraciales de Jessica o Courtney adoptada por dos hombres gais. Los padres de Clay están constantemente pendientes de como está y si el suicidio de una compañera le ha afectado. Y qué decir de los padres de Hannah, tienen problemas económicos pero eso no les impide comprar un coche a su hija para que pueda ir al baile con sus amigas. Bastante bien reaccionan cuando ella pierde el dinero del alquiler, soy yo y los gritos se escuchan todavía. ¿Qué problema tiene estos chicos para hablar con sus padres con más fluidez?, asuntos importantes como soy gay (como vosotros) o sí que conocía a Hannah y estoy muy triste por todo lo que ha pasado. En cuanto al consejero del instituto, el señor Porter, es verdad que pudo haber hecho más o actuar de oficio, por así de decirlo, pero también es verdad que Hannah no fue muy concreta con lo que quería hacer al respecto.

Dylan Minnette y Katherine Langford

En cuanto a los actores, Katherine Langford y Dylan Minnette (Hannah y Clay) llevan el mayor peso de la trama, ella en los flashbacks del pasado que transforman en imágenes lo que oímos en las cintas, y él en el presente, intentando hacer frente una realidad que no entiende. Sorprende el rendimiento de Katherine Langford, una actriz y cantante australiana de veinte años, que tan sólo había realizado unos cortos en su país, por lo que esta serie supone su debut. Katherine consigue brillar creando un personaje convincente al que vemos pasar por distintos estados de amino. Por su parte Dylan Minnette lleva trabajando en series desde bien pequeño, desde Prison BreakDos hombres y medio donde fue un joven Charlie Harper, o Perdidos donde era el hijo de Jack y Juliette en una de esas realidades alternativas. En el cine le hemos visto en No respires, Pesadillas o Prisioneros. El personaje de Dylan es muy reservado, incluso con sus padres, y no suele expresar sus sentimientos en voz alta. Clay nos mostrará otra perspectiva de las cosas que nos cuenta Hannah.

Ross Butler y Katherine Langford

Una cosa es que los dos actores estén perfectos en sus papeles y otra que me gusten esos personajes, porque los dos (Hannah y Clan) me parecen igual de inmaduros y niñatos, él muy pusilánime y ella excesivamente melodramática y con tendencia a exagerar, diría que en lugar de querer explicar sus motivos lo que busca es venganza. En fin, adolescentes que creen saberlo todo. Será por mi edad o por tener un hijo que acaba de cumplir los dieciocho años, el caso es que el personaje con el que más me identifico es con Olivia Baker, la madre de Hannah. Está interpretada con entrega y contención por Kate Walsh, actriz a la que recordareis de series como Anatomía de GreySin cita previa y a la que también pudimos ver en Las ventajas de ser un marginado, una película que os recomiendo ver pues tiene muchos puntos en común con esta serie y es infinitamente mejor. Parece que entre sus razones, Hannah no contempló todo el dolor y sufrimiento que iba a dejar tras su muerte, sentimientos perfectamente reflejados en la destrozada y abatida Olivia.

Brian d'Arcy James y Kate Walsh

Detrás de la pantalla también hay mucho talento, incluyendo a Tom McCarthy, director de la premiada Spotlight o Jessica Yu, ganadora de un Premio Oscar. Juntos consiguen que la narrativa tenga un aire de misterio e intriga ante lo que se vaya a revelar en las cintas, superponiendo imágenes del pasado con el presente, que llevará a sembrar la duda entre los implicados. Un recurso narrativo interesante, pero que se alarga demasiado en el tiempo y llega a ser exasperante el tiempo que se toma Clay en escuchar las cintas. Dan vueltas sobre lo mismo, sobra metraje, deberían haber sido menos episodios o de menor duración. Los acontecimientos se precipitan a partir del episodio nueve, la serie gana en interés y se muestran las imágenes más incómodas y explícitas, incluido el suicidio que se muestra tal cual, con toda su crudeza. Sin embargo, no todos los temas se cierran y algunos asuntos se quedan sin resolver, abiertos a una posible segunda temporada que, de momento, no ha sido confirmada.

Dylan Minnette y Christian NavarroImágenes © 2017 Netflix.

Serie que aborda con cuidado y respeto, sin dejar de lado el entretenimiento, temas muy delicados que apenas son tratados en cine y televisión, sobre todo si los implicados son jóvenes. Interesante pero no perfecta.

Título original: 13 Reasons why.
Dirección: Tom McCarthy, Gregg Araki, Carl Franklin, Jessica Yu, Kyle Patrick Alvarez.
País: EE.UU.
Año: 2017-…
Duración: 60 min.
Género: Drama, intriga.
Intérpretes: Dylan Minnette, Katherine Langford, Christian Navarro, Alisha Boe, Brandon Flynn, Justin Prentice, Miles Heizer, Ross Butler, Devin Druid, Amy Hargreaves, Derek Luke, Kate Walsh, Michele Selene Ang, Brian d’Arcy James, Sosie Bacon, Steven Weber, Mark Pellegrino, Ajiona Alexus, Henry Zaga, Steven Silver, Tommy Dorfman, Robert Gant, Keiko Agena, Uriah Shelton, Brandon Larracuente, Timothy Granaderos, Josh Hamilton, Jake Weber, Brenda Strong, Anne Winters, Parminder Nagra.
Guion: Brian Yorkey, Elizabeth Benjamin, Diana Son, Thomas Higgins, Nathan Jackson, Nathan Louis Jackson, Nic Sheff, Hayley Tyler. Basado en el libro de Jay Asher.
Música: Eskmo.
Fotografía: Ivan Strasburg, Andrij Parekh.
Productora: Netflix, Kicked to the Curb Productions, Anonymous Content, July Moon Productions.

Beatriz.

3 comentarios

  1. […] instituto destacar a Katherine Langford y Miles Heizer, jóvenes estrellas que hemos podido ver en Por trece razones. Mientras que Jennifer Garner y Josh Duhamel son los amables y cariñosos padres de Simon. […]


  2. […] Wells (Doll & Em) como una de las coleccionistas que compra cartas falsas y Christian Navarro (Por trece razones) como un camarero que liga con Jack. No podía faltar Ben Falcone (Es la jefa), marido en la vida […]


  3. […] tan encantadoras como siempre. El reparto lo completan Charlie Tahan (Wayward Pines), Alisha Boe (Por trece razones) y Bruce McGill (Infiltrados en […]



Aquí puedes dejar tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: