h1

Indiana Jones y el templo maldito (“Indiana Jones and the temple of dom”, 1984)

31 julio 2017

El inmenso éxito de En busca del arca perdida en 1981 hizo inevitable una segunda entrega de las aventuras de Indiana Jones que se estrenó en 1984. La nueva película es, en realidad una precuela, pues los acontecimientos que narra suceden un año antes, en 1935, y está vez los nazis no son los villanos. El guion de Willard Huyck y Gloria Katz (American Graffiti) se basa parcialmente en la película Gunga Din (1939) de Cary Grant, basada a su vez en el poema de Rudyard Kipling de 1892 titulado Barrack room bllads.

En su momento, Indiana Jones y el templo maldito dividió a la crítica que la consideró excesivamente violenta, lo que contribuyó (junto con Gremlins) a la creación de la calificación PG-13. Aunque las valoraciones desde entonces han mejorado y ahora se valora más por su intensidad e imaginación. Su estreno fue todo un éxito, marcando el mejor fin de semana de apertura de 1984 y la película de mayor recaudación mundial de ese año, recaudando 333,1 millones de dólares en todo el mundo. Recibió dos nominaciones a los Premios Oscar, mejor banda sonora y efectos visuales, ganando en esta última categoría, premio que también ganó en los BAFTA, donde recibió cuatro nominaciones.

Año 1935, Indiana Jones se encuentra en Shanghai donde ha recuperado unas valiosas reliquias con las que intenta comerciar con Lao Che, un mafioso local, que le termina traicionando. Indiana huye junto a Tapón, un niño huérfano protegido suyo, y Willie, la corista que estaba actuando en el local de Lao. Los tres terminan en un avión propiedad de Lao que tienen que abandonan precipitadamente cuando sobrevuelan la India.

El grupo es rescatado por un chamán que les lleva a su aldea, asolada por la sequía, y donde todos los niños fueron secuestrados tiempo atrás. Según el chamán, Shiva le ha enviado a Indiana para liberar a los niños, para que la tierra vuelva a ser fértil y consiga recuperar la piedra mística que protege la aldea y que fue robada por el nuevo marajá, seguidor de una siniestra secta que practica la magia negra y hace sacrificios humanos a su diosa.

Indiana Jones y el templo maldito puede ser vista hoy en día como políticamente incorrecta y llena de estereotipos raciales y de género que pueden ofender a los más sensibles. También es probable que sea la película más oscura, la más abiertamente violenta de la franquicia y la menos popular, pero el espíritu aventurero de Indiana sigue intacto y el relato es puro entretenimiento. Nos ha dejado escenas memorables y fácilmente reconocibles como el número musical de apertura, la persecución en la mina, la exquisita cena o la escena del puente colgante.

Harrison Ford vuelve a ser la estrella absoluta de esta aventura, en la que parece sentirse realmente cómodo en la piel de Indiana Jones. Ford pasa gran parte de la cinta sin camisa, para preparar el papel se sometió a un estricto régimen e hizo ejercicio, aunque sufrió una lesión de espalda durante el rodaje que le obligó a viajar a Los Ángeles para operarse. Así que la mayoría de sus escenas de acción, peleas y persecuciones están realizadas por su doble, Vic Armstrong.

Su compañera en esta ocasión es Willie, una mujer que nada tiene que ver con Marion, ya que es la típica damisela en apuros que necesita a alguien para salvarla constantemente, de manera literal, todo el tiempo. Puede, que como yo, la recordéis gritando todo el metraje, quizás no es la mejor compañera de aventuras que ha tenido Indiana, pero cumple su función y en el contexto de la historia resulta buena. Kate Capshaw accedió al papel después de un casting en el que participaron 120 actrices, incluida Sharon Stone, su carrera no ha sido gran cosa desde entonces, pero el rodaje le sirvió para conocer a Spielberg con el que lleva casada desde 1991.

También Jonathan Ke Quan fue escogido para su papel de Tapón (“Short Round” en la versión original) después de pasar un casting con más de 6.000 jóvenes por todo el mundo. Jonathan acompañaba a su hermano, pero a Spielberg le gustó su personalidad y le hizo improvisar, con Harrison Ford, la escena en que acusa a Indiana de hacer trampas con las cartas. La película supuso el debut en el cine de Jonathan Ke Quan, al que veríamos al año siguiente formando parte de Los Goonies. Mención especial para Amrish Puri en su papel de Mola Ram, uno de los villanos más memorables de la historia del cine gracias a su extraña apariencia.

Imágenes © 1984 Lucasfilm Ltd. y Paramount Pictures.

A pesar del tono oscuro de la película sigue siendo una aventura ingeniosa y divertida, entretenimiento en estado puro.

Título original: Indiana Jones and the temple of dom.
Dirección: Steven Spielberg.
País: EE.UU.
Año: 1984
Duración: 118 min.
Género: Aventuras, acción.
Intérpretes: Harrison Ford, Kate Capshaw, Jonathan Ke Quan, Amrish Puri, Roshan Seth, Roy Chiao, Philip Stone, Raj Singh, David Yip, Ric Young, Dan Aykroyd, D.R. Nanayakkara, Pat Roach.
Guion: Gloria Katz, William Huyck.
Música: John Williams.
Fotografía: Douglas Slocombe.
Productora: Paramount Pictures, Lucasfilm.
Distribuidora: Universal Pictures.
Calificación por edades: No recomendada para menores de trece años.

Beatriz.

Anuncios

One comment

  1. […] escena en Las Vegas que homenajea a la de Indiana tratando de conseguir el antídoto al veneno en Indiana Jones y el templo maldito. La historia es simple y fácil de seguir por los más pequeños llena de aventuras, lugares […]



Aquí puedes dejar tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: