h1

Asesinato en el Orient Express (“Murder on the Orient Express”, 2017)

22 noviembre 2017

La icónica novela de Agatha Christie, que se publicó por primera vez en 1934, en la que el detective Hercule Poirot debía resolver un caso de asesinato a bordo del famoso tren se ha llevado a la pantalla en cuatro ocasiones. La primera vez fue en 1974, bajo la dirección de Sidney Lumet y con un reparto con estrellas del calibre de Lauren Bacall, Ingrid Bergman, Sean Connery, Vanessa Redgrave o Jacqueline Bisset. En 2001 se hizo una nueva versión, esta vez para televisión, protagonizada por Alfred Molina y en 2010 fue un episodio de la serie de televisión Agatha Christie’s Poirot con David Suchet. Ahora le toca el turno a Kenneth Branagh (Cenicienta) que además de encargarse de la dirección, también da vida al famoso detective belga.

La trama nos sitúa en 1934, en el Muro de las Lamentaciones. Nuestro protagonista, el detective Hercule Poirot, resuelve en milésimas de segundos el robo de unas joyas de incalculable valor, esto solo fue el calentamiento. Cuando Poirot únicamente piensa en descansar se encuentra con otro trabajo que no le dieron la opción de rechazar. Necesitaba viajar y es ahí cuando empieza realmente la trama que nos atañe, en el legendario tren Orient Express y su refinada primera clase: todo personas de dinero y modales. “Siento cierta debilidad por una maraña de desconocidos, apretujados durante días, sin nada en común salvo la necesidad de viajar de un lugar a otro, para luego no volver a verse jamás”, dice Boruc, persona al mando del tren. ¿Sin nada en común? Veremos.

En la primera noche de viaje se palpaba la tensión, los diálogos te dicen que alguien muere y, en efecto, no tarda en llegar el asesinato. Muere Mr. Ratchett, personaje que debe su riqueza a engañar, pues vende utensilios antiguos a precios desorbitados, pero su negocio son las falsificaciones. Se ganó muchas enemistades por sus oscuros negocios. Antes de morir mantiene una conversación con el detective en la que le pide protección porque había recibido diferentes amenazas, aunque Poirot declinó su oferta.

El tren descarrila y durante el día que transcurre hasta que arreglan el contratiempo se desarrolla el grueso de la investigación, a cargo de nuestro protagonista. Aparece entonces el nombre del comandante Armstrong, que vivió el secuestro y el asesinato de su hija (obra de un tal Casetti), perdió a su esposa y se suicidó al poco tiempo. El suceso es conocido por todos dado que tuvo mucha repercusión pública, aunque finalmente descubrimos que los refinados pasajeros del Orient Express fueron víctimas de este hecho de manera directa o indirecta. Pero, ¿quién es el asesino? ¿Cuál de los múltiples enemigos de Ratchett le mató? Tendrán que verse el filme, hoy no habrá spoilers.

Pasando de lo más superficial, la película pretende crear intriga pero, personalmente, me ha transmitido más tensión que intriga. Tiene puntos de comedia que rebajan la tensión de la escena, lo cual se agradece bastante. Cada personaje es un estereotipo, hay diplomáticos, nobles, bandoleros y también una férrea religiosa, interpretada por Penélope Cruz, con su exasperante acento inglés que da para pensar si su éxito en Hollywood es real o una fantasía y nunca salió de Alcobendas. (Quisiera aclarar que vi la película en VOS).

Imágenes © Twentieth Century Fox.

En resumen, es un filme con un gran reparto y con mucha verdad documental. Con puntos de comedia, mucha tensión y un desenlace que generará muchas opiniones (a favor o en contra, ¿quién sabe?). Recomendable. También deberían pasarse por el museo del ferrocarril, donde durante las próximas tres semanas hay una exposición sobre el Orient Express. Verte dentro de ese coche (que no vagón puesto que éste es para referirse a los coches que llevan mercancía) te hace meterte dentro de la trama y sentir lo que sintieron, entre otros, Johnny Deep, Penélope Cruz o Michelle Pfeiffer.

Título original: Murder on the Orient Express.
Dirección: Kenneth Branagh.
País: EE.UU., Malta.
Año: 2017.
Duración: 116 min.
Género: Intriga, drama.
Intérpretes: Kenneth Branagh, Penélope Cruz, Willem Dafoe, Judi Dench, Johnny Depp, Michelle Pfeiffer, Daisy Ridley, Josh Gad, Derek Jacobi, Leslie Odom Jr., Lucy Boynton, Sergei Polunin, Tom Bateman, Olivia Colman, Miranda Raison, Marwan Kenzari, Manuel García-Rulfo, Andy Apollo.
Guion: Michael Green, basado en la novela de Agatha Christie.
Música: Patrick Doyle.
Fotografía: Haris Zambarloukos.
Productora: 20th Century Fox, Scott Free Films, Genre Films, Latina Pictures, The Mark Gordon Company.
Distribuidora: Twentieth Century Fox España.
Calificación por edades: Apta para todos los públicos.

David.

Anuncios

2 comentarios

  1. […] es el desaparecido padre de Lara, mientras que Kristin Scott Thomas (En la casa) y Derek Jacobi (Asesinato en el Orient Express) trabajan para las empresas Croft. Daniel Wu (Into the badlands) ayudará a Lara a llegar a su […]


  2. […] parado resulta Marwan Kenzari (Asesinato en el Orient Express) como el malvado Jafar, su personaje no resulta tan amenazador e intimidante como cabría esperar, […]



Aquí puedes dejar tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: