h1

Todo el dinero del mundo (“All the money in the world”, 2017)

19 febrero 2018

La última película de Ridley Scott (Blade Runner) es un thriller dramático, basado en hechos reales a partir de la novela de John Pearson, de 1995, titulada Painfully Rich: The outrageous fortunes and misfortunes of the heirs of J. Paul GettyTodo el dinero del mundo recibió tres nominaciones en los Globos de Oro (mejor director, actriz dramática y actor de reparto), Christopher Plummer también ha sido nominado como mejor actor secundario en los BAFTA y en los Premios Oscar.

Roma año 1973, John Paul Getty III de 16 años es secuestrado por un grupo del crimen organizado que pide 17 millones para liberarlo. Su madre no tiene dinero para hacer frente al rescate, pero el chico es nieto de J. Paul Getty un magnate del petróleo que en esa época era el ciudadano más rico del mundo. El abuelo Getty no está dispuesto a pagar el rescate pues piensa que eso alentaría más secuestros a miembros de su familia. Lo único que hace es enviar a Roma a Fletcher Chase, un antiguo agente de la CIA que ahora trabaja para él, para que intente encontrar a su nieto.

La historia de este secuestro, con la negativa del abuelo a pagar el rescate pese a ser obscenamente rico y la crueldad de los secuestradores que forzaron el pago cortándole una oreja al muchacho, sirve a Ridley Scott para reflexionar sobre el poder y el dinero y lo que las personas son capaces de hacer por él, ya sea los que lo tienen, como los que no. La trama es tensa y tiene suspense, mientras que los personajes son presentados con el tiempo suficiente (gracias a unos cuantos flashbacks) para que nos importe lo que les sucede. Scott tiene 80 años pero sigue en plena forma, pendiente de esos detalles que sitúan a los personajes en su contexto.

Christopher Plummer interpreta maravillosamente bien a este hombre de negocios, avaro y nada sentimentalista, su trabajo es uno de los mayores atractivos de la película. Michelle Williams pone la parte sentimental como la madre desesperada por recuperar a su hijo, mientras que Mark Wahlberg sorprende con un personaje calmado que está acostumbrado a sacar provecho en los tratos y será quien ayude en la mediación con los policías y los secuestradores. Su confrontación con Plummer es uno de los puntos culminantes de la historia. El joven Charlie Plummer, que no tiene ningún parentesco con Christopher, también realiza un trabajo magistral, sin apenas diálogos podemos sentir su miedo en su lenguaje corporal y, sobre todo, en sus ojos. Otro personaje interesante es el interpretado por Romain Duris, uno de los raptores, podemos ver como evoluciona su relación con el chico mientras dura el cautiverio.

Pero a pesar de su gran calidad y sus buenas interpretaciones, me temo que esta película será recordada porque dos meses antes de su estreno se volvieron a rodar todas las escenas en las que aparecía Kevin Spacey como J. Paul Getty, para reemplazarle por Christopher Plummer. A finales de octubre de 2017, las numerosas acusaciones de acoso sexual contra Kevin Spacey hicieron que se cancelara el estreno de la cinta en el AFI Fest programado para noviembre. Las nuevas escenas se rodaron del 20 al 29 de noviembre, terminaron costado 10 millones de dólares, pero la película estuvo terminada para su lanzamiento a finales de diciembre, como estaba previsto. Me pregunto si veremos alguna vez el montaje con Spacey, quizás cuando salga en DVD.

Este no ha sido el único escándalo ya que también se ha visto afectada por la brecha salarial entre hombres y mujeres. La productora informó que los actores filmaron sus nuevas escenas de forma gratuita, pues tenían por contrato aparecer en posibles retoques. Después se descubrió que Mark Wahlberg cobró 1,5 millones de dólares en concepto de dietas, mientras que Michelle Williams tan solo cobro 800. Aquí habría que matizar que si bien Williams es la verdadera protagonista de la historia, Wahlberg tiene más escenas con Plummer que ella. Wahlberg zanjó la polémica donando los 1,5 millones al movimiento Time’s Up en nombre de Williams.

Imágenes © Diamond Films España.

Una historia real cautivadora y fascinante, con potentes interpretaciones que funciona muy bien como drama personal y como reflexión sobre la riqueza.

Título original: All the money in the world.
Dirección: Ridley Scott.
País: EE.UU.
Año: 2017.
Duración: 132 min.
Género: Drama, thriller.
Intérpretes: Michelle Williams, Mark Wahlberg, Christopher Plummer, Charlie Plummer, Timothy Hutton, Romain Duris, Charlie Shotwell, Andrea Piedimonte, Marco Leonardi, Roy McCrerey, Kit Cranston, Maya Kelly, Stacy Martin, Olivia Grant, Adam Astill, Andrew Buchan, Charlotte Beckett, Francesca Inaudi, Giulio Base, Olivia Magnani, Maurizio Lombardi.
Guion: David Scarpa.
Música: Daniel Pemberton.
Fotografía: Dariusz Wolski.
Productora: Imperative Entertainment, Scott Free Films, TriStar Productions, RedRum Films.
Distribuidora: Diamond Films España.
Calificación por edades: No recomendada para menores de dieciséis años.

Beatriz.

Anuncios

Aquí puedes dejar tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: