h1

Gorrión rojo (“Red sparrow”, 2018)

2 marzo 2018

Jennifer Lawrence vuelve a protagonizar una película del director Francis Lawrence después de haber trabajado juntos en las tres últimas entregas de Los Juegos del Hambre. Esta vez en un registro completamente diferente, una historia de espionaje basada en la novela homónima del antiguo agente de la CIA Jason Matthews. La novela fue publicada en 2013, ha recibido varios premios y forma parte de una trilogía.

Dominika Egorova es una bailarina del Bolshoi que después de una lesión debe abandonar la danza y todos los privilegios que tenía por ser una primera bailarina, como su casa que pertenece al ballet y el seguro médico que se está haciendo cargo del cuidado de su madre enferma. Su tío Vanya le ofrece seguir sirviendo a su país formando parte de un programa secreto de inteligencia llamado Gorrión Rojo. Después de un periodo de formación, donde es adiestrada para usar su cuerpo como arma de seducción, Dominika viaja a Budapest para contactar con un agente de la CIA y descubrir si tiene un topo en la KGB.

Esta es una película sorprendente en muchos aspectos, resulta un thriller de espías elegante y absorbente en el que tiene más fuerza el personaje que la acción, ya que está queda relegada al sufrimiento físico y las torturas. Aunque la promoción parece hacer hincapié en el tema sexual, no esperéis encontrar un thriller sexual como los que se veían en los 90, hay unas pocas escenas que sugieren más que enseñan y que no resultan determinantes para el trascurso de los acontecimientos. Se trata más bien de ver la respuesta de los personajes ante el sexo y el poder. Aquí debería decir que la premisa de la que parte es un pelín ridícula. Me refiero a eso de un grupo de élite, de hombres y mujeres, entrenados para usar su cuerpo de forma automática y así conseguir sus objetivos en nombre de la madre Rusia.

La cinta tiene muchas virtudes pero no es perfecta, el ritmo es lento y la narración resulta farragosa, sobre todo en el tramo final, con varios giros de guion que resultan poco creíbles y no son tan sorprendentes, la duración de dos horas y veinte (140 minutos) tampoco ayuda. Además, en un momento en que la interferencia rusa en asuntos políticos (nacionales y extranjeros) está de plena actualidad, el guion se empeña en continuar con obsoletos estereotipos rusos más propios de relatos de John le Carré ambientados en la Guerra Fría. La trama está ambientada en la actualidad, podemos verles usar teléfonos móviles, ordenadores portátiles y disquetes… ¿disquetes?, ¿en serio?

Claro que para compensar está la fascinante presencia de Jennifer Lawrence que vuelve a dejar claro que de talento va sobrada, sin duda, su trabajo es lo más destacable de la película. Su personaje tiene mucha fuerza mental, física y emocional, mintiendo y manipulando a los dos bandos, mientras el guion nunca se preocupa por dejar claras sus intenciones con el fin de mantener el misterio y el suspense hasta el final. Jennifer está a la altura, es una fuerza de la naturaleza, su carisma y erotismo son reales, consiguiendo que todo a su alrededor brille. En unas bellas escenas al principio de la cinta podemos ver a Jennifer Lawrence bailando ballet, un precioso montaje donde fue doblada por la bailarina de ballet estadounidense Isabella Boylston.

Joel Edgerton es el agente de la CIA al que debe sacar información Dominika. Edgerton funciona bien como agente veterano y experto en inteligencia, pero tiene muy poca química con su compañera cuando se supone que lo suyo es pura pasión y va más allá del deber. El resto de actores de apoyo son figuras de primer nivel de la talla de Jeremy Irons que interpreta a un alto cargo de la inteligencia rusa. Matthias Schoenaerts es el tío de Dominika y Joely Richardson su madre enferma. Mientras que Charlotte Rampling es la matrona encargada del adiestramiento de los Gorriones y Mary-Louise Parker la asistente de un Senador estadounidense.

Imágenes © Twentieth Century Fox.

Un thriller interesante donde destaca el notable desempeño de Jennifer Lawrence que puede compensar el ritmo lento y la excesiva duración.

Título original: Red sparrow.
Dirección: Francis Lawrence.
País: EE. UU.
Año: 2018.
Duración: 139 min.
Género: Thriller, espionaje.
Intérpretes: Jennifer Lawrence, Joel Edgerton, Jeremy Irons, Charlotte Rampling, Mary-Louise Parker, Matthias Schoenaerts, Joely Richardson, Nicole O’Neill, Sergej Onopko, Sergei Polunin, Kristof Konrad, Simon Szabó, Ciarán Hinds, Thekla Reuten, Joel de la Fuente, Sakina Jaffrey, Douglas Hodge.
Guion: Justin Haythe, basado en la novela de Jason Matthews.
Música: James Newton Howard.
Fotografía: Jo Willems.
Productora: Chernin Entertainment, Film Rites, Soundtrack New York.
Distribuidora: Twentieth Century Fox España.
Calificación por edades: No recomendada para menores de dieciocho años.

Beatriz.

Anuncios

Aquí puedes dejar tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: