h1

El sacrificio de un ciervo sagrado (“The killing of a sacred deer”, 2017)

16 abril 2018

Yorgos Lanthimos (Langosta) es un cineasta con una obra complicada, películas sobrecogedoras y provocativas que te hacen pensar y consiguen un desasosiego constante. En esta ocasión se basa libremente en la antigua tragedia griega Ifigenia en Áulide de Eurípides que adapta junto al guionista griego Efthymis Filippou, su colaborador habitual. El sacrificio de un ciervo sagrado compitió por la Palma de Oro en el Festival de Cannes de 2017, donde ganó el premio a mejor guion. En el Festival de Sitges recibió el Premio de la Crítica y fue nominada a mejor película, también obtuvo tres nominaciones en los Premios del cine europeo y dos más en los Independent Spirit Awards, entre otros muchos reconocimientos.

Steven Murphy es un eminente cirujano cardiotorácico que está casado con Anna, una respetada oftalmóloga, y son padres de dos hijos, Kim y Bob. Steven entabla cierta amistad con Martin, un chico de dieciséis años cuyo padre murió hace un año y al que decide proteger. La vida de Steven y su familia toma un rumbo siniestro cuando su hijo pequeño enferma y después también su hija Kim. A Steven se le plantea el dilema de escoger entre dejar morir a todos los miembros de su familia o sacrificar a uno para salvar al resto.

Sobrecogedor y siniestro thriller psicológico con elementos sobrenaturales donde la ciencia y la superstición se mezclan de una manera llamativa para hacer pensar a los espectadores que harían si se encontraran en una situación tan surrealista. Un guion ingenioso pero también inescrutable y audaz, no apto para todo tipo de público, que desarrolla su historia con poco dialogo, una impactante fotografía y actuaciones inteligentes que dejan una película tan inquietante como poética y hermosa.

Siete excelentes actuaciones conforman la trama, el protagonista es Colin Farrell que repite con Lanthimos y continúa con trabajos más comprometidos y ambiciosos, alejado del cine más comercial. Su personaje está muy marcado por las acciones del joven Martin (Barry Keoghan), un extraño y espeluznante adolescente que parece querer algo de él. Nicole Kidman es la esposa de Steven, un papel de mujer sobrepasada por los acontecimientos que ya ha interpretado en otras ocasiones y que defiende con excelencia. Kim y Bob están interpretados por Raffey Cassidy y Sunny Suljic, respectivamente, dos jóvenes actores que sorprenden por la verdad que trasmiten. Solo hay otros dos personajes, Bill Camp como el colega anestesista de Farrell y Alicia Silverstone como la madre de Martin.

Imágenes © Alamode Film.

Película magnética e hipnotizante, aparentemente fría pero llena de elementos sutiles que resultan incómodos y aterradores. Dadle una oportunidad no os dejará indiferentes.

Título original: The killing of a sacred deer.
Dirección: Yorgos Lanthimos.
País: Reino Unido, Irlanda y EE.UU.
Año: 2017.
Duración: 121 min.
Género: Thriller, drama.
Intérpretes: Colin Farrell, Nicole Kidman, Barry Keoghan, Raffey Cassidy, Sunny Suljic, Alicia Silverstone, Bill Camp.
Guion: Yorgos Lanthimos, Efthymis Filippou.
Fotografía: Thimios Bakatatakis.
Productora: Element Pictures, Film4, New Sparta Films.
Distribuidora: Diamond Films España.
Calificación por edades: No recomendada para menores de dieciséis años.

Beatriz.

One comment

  1. […] el reparto Colin Farrell (El sacrificio de un ciervo sagrado) como el político que pretende suceder a su padre, Robert Duvall (El juez), en la alcaldía. […]



Aquí puedes dejar tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: