h1

La batalla de los sexos (“Battle of the sexes”, 2017)

25 abril 2018

El 20 de septiembre de 1973 el veterano jugador de tenis Bobby Riggs, de 55 años, compitió contra la tenista Billie Jean King, de 29 años, en un partido de exhibición de tenis que causó gran expectación y que fue denominado “Battle of the sexes” (la batalla de los sexos). Partiendo de esta historia real, los directores Jonathan Dayton y Valerie Faris (Pequeña Miss Sunshine) dramatizan y recrean los eventos previos a este partido de tenis siguiendo el guion de Simon Beaufoy (Slumdog millionaire). La batalla de los sexos tuvo su estreno en el Festival de Cine de Telluride y también participo en el Festival de Toronto, recibió muy buenas críticas pero no funcionó bien en taquilla.

Principios de la década de los años 70, Billie Jean King es una joven tenista que ha sido número 1 del mundo y ha ganado varios torneos del Grand Slam. Feminista convencida y defensora de la igualdad de género, está harta de que en el circuito femenino las entradas cuesten lo mismo que en el masculino, pero los premios para las ganadoras sean notablemente inferiores. Esto le lleva a enemistarse con el presidente de la federación y a organizar su propio circuito femenino de tenis junto a un grupo de tenistas de primer nivel.

Este hecho llama la atención de Robert Riggs, un veterano tenista ya retirado y con problemas de adicción al juego que se dedica a menospreciar el tenis femenino y a sus jugadoras. Riggs asegura que es capaz de derrotar a King a pesar de la diferencia de edad entre ellos. En un principio King no acepta competir contra él, pero si lo hace Margaret Court, que acaba de conseguir el número 1, aunque no consigue ganar. Riggs sigue provocando y alardeando de su victoria, por lo que finalmente King acepta jugar contra él.

Parece mentira que los hechos que se narran en la película sucedieran hace más de 40 años, ahora que la brecha salarial está tan en boca de todos. En el fondo resulta un poco triste y debería hacer pensar a más de uno. En fin, dejaré la política a un lado e iré con lo estrictamente cinematográfico. Esta es la tercera película que dirigen juntos el matrimonio formado por Valerie Faris y Jonathan Dayton, después de la maravillosa Pequeña Miss Sunshine (2006) y la subestimada Ruby Sparks (2012), como veis se toman su tiempo entre proyecto y proyecto. La batalla de los sexos resulta entretenida y a ratos divertida, pero quiere abarcar demasiado (denuncia feminista, historia de amor, relato deportivo, los paralelismos con el presente…) y no termina de brillar con la misma intensidad en cada parcela.

El famoso partido de tenis que da título a la cinta está construido con inteligencia y recrea muy bien las situaciones reales vividas por los protagonistas. Los títulos de créditos finales nos permiten ver imágenes reales de la época que lo demuestran. El guion se detiene también en mostrarnos la vida de King, sus éxitos deportivos, pero también su relación extramatrimonial con una mujer. A Riggs le dibujan como una estrella venida a menos, deseoso de estar de nuevo de actualidad a cualquier precio pues para él todo es un espectáculo del que sacar un beneficio económico.

Tanto Emma Stone como Steve Carell recibieron una nominación a los Globos de Oro por su trabajo en esta película y es que los dos están absolutamente maravillosos en sus papeles. Emma Stone nunca había estado más camaleónica, un cambio de color de pelo y unas gafas hacen que nos olvidemos de Stone para ver únicamente a King, resultando maravillosa en cada secuencia, ya sean las más íntimas y delicadas junto a Andrea Riseborough o las más reivindicativas. Por su parte Steve Carell resulta perfecto como el extravagante, machista y provocador Bobby Riggs. El resto de personajes apenas tienen profundidad ni recorrido, aunque están interpretados por actores de la talla de Elisabeth Shue, Alan Cumming, Sarah Silverman o Bill Pullman.

Imágenes © Twentieth Century Fox.

Narración ligera y divertida para un evento deportivo que tuvo mucho de reivindicación política y social. Una gran interpretación de Emma Stone que merece ser vista.

Título original: Battle of the sexes.
Dirección: Jonathan Dayton, Valerie Faris.
País: EE.UU.
Año: 2017.
Duración: 121 min.
Género: Drama, comedia.
Intérpretes: Emma Stone, Steve Carell, Andrea Riseborough, Elisabeth Shue, Bill Pullman, Natalie Morales, Austin Stowell, Sarah Silverman, Alan Cumming, Eric Christian Olsen, Mike Vogel, Jessica McNamee, Mickey Sumner, Fred Armisen, Martha MacIsaac, James Mackay, Agnes Olech, Chet Grissom, Chip Chinery, John C. McGinley.
Guion: Simon Beaufoy.
Música: Nicholas Britell.
Fotografía: Linus Sandgren.
Productora: Cloud Eight Films, Decibel Films, Fox Searchlight.
Distribuidora: Twentieth Century Fox España.
Calificación por edades: Apta para todos los públicos.

Beatriz.

Anuncios

Aquí puedes dejar tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: