h1

Diez sorprendentes escenas musicales… en películas no musicales

27 abril 2018

Aunque no hayas visto nunca la película es fácil identificar a Gene Kelly en Cantando bajo la lluvia (1952), a Judy Garland en El Mago de Oz (1939) queriendo saber que hay Over the rainbow, el Supercalifragilisticoespialidoso de Julie Andrews en Mary Poppins (1964), a John Belushi y Fan Aykroid en Granujas a todo ritmo (1980), John Travolta tratando de reconquistar a Olivia Newton-John en Grease (1978), a Emma Stone y Ryan Gosling bailando con Los Ángeles a sus pies en La ciudad de las estrellas (La La Land) (2016), o incluso a la reina Elsa liberándose en Frozen, el reino del hielo (2013).

Todas ellas son míticas películas musicales que contienen números musicales igual de míticos y legendarios que están en la memoria de todos. Pero hoy lo que vamos a repasar aquí son diez números musicales, sorprendentes y divertidos en otro tipo de películas. Eso de que los actores se pongan a cantar y bailar porque sí, en casa, en un restaurante o en plena crucifixión es más propio de comedias más o menos alocadas, pero también hay escenas musicales en la ciencia ficción espacial y hasta algún título de culto de Tarantino o los Monty Python. A partir de aquí todo serán spoilers, avisados estáis.

10.- Guardianes de la galaxia Vol. 2 (Guardians of the galaxy Vol. 2, 2017)

Imágenes © Marvel Studios.

La brillante y sorprendente Guardianes de la galaxia (2014) tiene una divertidísima y genial escena post créditos protagonizada por Baby Groot y Drax. Es tan adorable y gustó tanto ver bailar a Baby Groot que la segunda entrega de las aventuras de los Guardianes empieza con él bailando de nuevo. Una alocada escena de acción en la que vemos a Baby Groot bailar al son de Mr. Blue Sky de Electric Light Orchestra, mientras que el resto del equipo está tratando de derrotar un monstruo multidimensional, algo a lo que Baby Groot parece ajeno hasta que Drax se cae encima de uno de los altavoces.

9.- La máscara (The mask, 1994)

Imágenes © New Line Cinema.

Esta película tiene varios números musicales vistosos y alocados, pero me quedo con el que trajo a nuestras vidas a la bella Cameron Diaz que debutó en el cine como la seductora cantante Tina Carlyle. La máscara fue una de las diez películas más taquilleras de 1994 y la que lanzó al estrellato a Cameron Diaz, convirtiéndola en todo un sex symbol. Cuando el tímido Stanley (Jim Carrey) poseído por el espíritu de la máscara se atreve a ir al Coco Bongo a ver actuar a Tina, se marca con ella el trepidante mambo Hey! Pachuco de la banda de swing Royal Crown Revue.

8.- La vida de Brian (Monty Python’s Life of Brian, 1979)

Imágenes © Carlotta Films.

Los comediantes británicos Monty Python escribieron, dirigieron y protagonizaron esta comedia religiosa satírica que cuenta la historia de Brian Cohen, un joven judío que nació el mismo día y en el mismo lugar que Jesucristo y fue confundido con el Mesías. Una farsa religiosa que fue muy controvertida en su época, pero que resulta tan conmovedora como divertida, ha dejado escenas antológicas y un número musical final. En plena crucifixión, un personaje en una cruz cercana a la de Brian intenta animarle cantándole Mira siempre el lado positivo de la vida (Always look on the bright side of life), mientras el resto de crucificados le hacen los coros, silbando la melodía y haciendo una limitada coreografía hasta que los títulos de crédito hacen su aparición. Esta canción es una de las composiciones más famosas de Monty Python y se ha convertido en un tema muy popular cantado en acontecimientos deportivos, incluso se escuchó en la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos de 2012 en Londres.

7.- Juerga hasta el fin (This is the end, 2013)

Imágenes © Sony Pictures.

Otra alocada película de Evan Goldberg, Seth Rogen y sus amigos, literalmente, todos ellos: James Franco, Jonah Hill, Jay Baruchel, Danny McBride. Todos haciendo de sí mismos mientras acuden a la fiesta de inauguración de la nueva casa de Franco… hasta que se desata el Apocalipsis (esto también es literal). Os recomiendo ver la película porque es realmente hilarante. Tenemos que esperar hasta la última escena para ver un genial número musical en el que aparecen los mismísimos Backstreet Boys cantando su legendario tema Everybody y ejecutando su famosa coreografía. Hay muchas referencias al grupo en la película y cuando los protagonistas llegan al cielo, el deseo de Jay es que ellos estén allí, así que su presencia es una auténtica y divertida sorpresa.

6.- Pulp fiction (1994)

Imágenes © Lauren Film.

Esa memorable escena de Pulp fiction en la que podemos ver a John Travolta y Uma Thurman bailando un twist ha traspasado el entorno cinematográfico y ya forma parte de la cultura pop contemporánea. Travolta es un gánster que debe cuidar de Thurman, la atractiva mujer de su jefe, mientras este está fuera de la ciudad, ella quiere cenar en un restaurante con temática de los años 50 y allí participan en un concurso de baile donde podemos verles contonearse mientras suena You never can tell de Chuck Berry, no se les dio nada mal pues cuando llegan a casa Uma lleva un trofeo. Inolvidable.

5.- La boda de mi mejor amigo (My best friend’s wedding, 1997)

Imágenes © Columbia TriStar Films.

Está película está considerada como una de las mejores comedia romántica de todos los tiempos, no en vano pues está protagonizada por Julia Roberts, la reina de la comedia romántica. Julianne (Julia Roberts) es invitada a la boda de Michael (Dermot Mulroney), su mejor amigo, pero ella no cree que la novia este a la altura. Hará todo lo posible por sabotear la boda porque en el fondo siempre ha estado enamorada de Michael. Pero es que Kimmy (Cameron Diaz), la novia, es un encanto, dulce, simpática y pide a Julianne que sea una de sus damas de honor, con lo que se verá envuelta en todos los preparativos. Durante una cena familiar en un restaurante Rupert Everett empieza a cantar I say a little prayer (for you), de Diana King, mientras los familiares le hacen los coros y las caras de Julia Roberts lo dicen todo. Una escena mítica y divertidísima que forma parte de la historia del cine.

4.- Risky business (1983)

Imágenes © Warner Bros.

Joel Goodsen (Tom Cruise) es un joven de 17 años bueno y responsable, a punto de ir a la Universidad de Princeton. Sus padres se van de viaje con toda tranquilidad, confían en él y le dejan al cuidado de su lujosa mansión, pero su amigo Miles (Curtis Armstrong) le convence para pasarlo bien y disfrutar mientras tengan la casa para ellos solos. La primera noche asaltan el mueble bar, ponen la música a todo volumen y Joel baila en camisa y calzoncillos por toda la casa mientras realiza un playback (lip sync) del tema Old time rock and roll de Bob Seger. En aquel momento Tom Cruise tenía 21 años y esta escena le colocó en el mapa, desde entonces ha sido recreada, homenajeada y parodiada en infinidad de ocasiones, pasando a formar parte de la cultura pop.

3.- 10 razones para odiarte (10 Things I hate about you, 1999)

Imágenes © Buena Vista.

Divertida comedia adolescente que adapta libremente La fierecilla domada de William Shakespeare. Cameron (Joseph Gordon-Levitt) quiere salir con Bianca (Larisa Oleynik), pero sabe que no podrá hasta que lo haga su hermana Kat (Julia Stiles), así que contrata a Patrick (Heath Ledger) para que intente conquistarla. Después de varios intentos fallidos, Patrick se hace con un micrófono de la megafonía del instituto y canta una canción para su amada que está entrenado en el campo de fútbol. Patrick hace una improvisada coreografía, a la que se unen los miembros de la banda, mientras canta No puedo quitar mis ojos de ti (Can’t take my eyes off you) y trata de huir de los vigilantes de seguridad que quieren atraparle. El tema de 1967 es originario de Frankie Valli aunque ha sido versionado en infinidad de ocasiones, una de las más populares es la de Gloria Gaynor. En la versión original es el propio Heath Ledger quien interpreta la canción, en España se escuchó una versión en castellano.

2.- Bitelchús (Beetlejuice, 1988)

Imágenes © Warner Bros.

En una película tan alocada y divertida como Bitelchús tiene cabida de todo, incluso una hilarante escena de posesión demoníaca al ritmo de Day-O (The banana boat song) de Harry Belafonte. La trama nos cuenta como un matrimonio de fantasmas (Geena Davis y Alec Baldwin) contrata los servicios de Bitelchús (Michael Keaton) para que ahuyente a los nuevos propietarios de su querida casa. Así que durante una cena organizada por la familia Deetz en su nueva casa, una fuerza sobrenatural obliga a todos a cantar y bailar The banana boat song, mientras Lydia (Winona Ryder) observa divertida desde una esquina.

1.- Todo en un día (Ferris Bueller’s day off, 1986)

Imágenes © Paramount Pictures.

Ferris Bueller tiene 17 años, el curso escolar está a punto de terminar y decide que se va a tomar el día libre y no ir al instituto. Convence a su amigo Cameron para que coja el Ferrari de su padre para poder ir a buscar a su novia Sloane y pasar los tres el día en Chicago. Hacen turismo por la ciudad, visitan el Instituto de Arte de Chicago, la Torre Sears y la Bolsa, pero Cameron no consigue animarse. Así que Ferris se sube en una carroza del desfile del Día de Von Steuben y nos deleita a todos primero con un playback de Danke schoen de Wayne Newton y después cantando el famoso Twist and shout de The Beatles acompañado de una simpática coreografía. Matthew Broderick hablando directamente a los espectadores y ese desfile forman parte de mis primeros recuerdos cinéfilos.

Bonus track.- Banda aparte (Bande à part, 1964)

Imágenes © Rialto Pictures, Gaumont.

Banda aparte es una película francesa dirigida por Jean-Luc Godard en 1964. Es una de las películas más destacadas de la nouvelle vague francesa, la historia trata de tres ladrones aficionados que cometen un robo, mezclando cine negro con comedia y drama y tiene una escena de baile que ha sido referenciada y homenajeada muchas veces en la cultura popular. Los tres protagonistas (Anna Karina, Sami Frey y Claude Brasseur) están en una cafetería abarrotada de gente y comienzan a bailar, de manera improvisada acompañando sus movimientos con chasquidos de dedos, mientras se escucha música soul compuesta para la película por Michel Legrand. La productora cinematográfica de Quentin Tarantino se llama “A Band Apart”, como homenaje a esta película.

Beatriz.

Anuncios

Aquí puedes dejar tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: