h1

Yo, Tonya (“I, Tonya”, 2017)

23 julio 2018

Craig Gillespie dirige y Steven Rogers escribe y produce esta comedia negra biográfica sobre la patinadora Tonya Harding y su posible implicación en el ataque que sufrió en 1994 su compañera y rival Nancy Kerrigan. Yo, Tonya tuvo su estreno mundial en el Festival de Toronto y fue aclamada por la crítica obteniendo tres nominaciones en los Globos de Oro, ganando Allison Janney como mejor actriz de reparto. También obtuvo cinco nominaciones en los Premios BAFTA, ganado nuevamente Janney, mientras que en los Premios Oscar recibió tres nominaciones más y un nuevo galardón para Janney.

Con solo tres añitos, la pequeña Tonya Harding destaca patinando sobre hielo, así que su abusiva madre le consigue una entrenadora que pueda hacer de ella una campeona. Cuando Tonya empieza a progresar y ganar competiciones su madre aprueba que deje el instituto y se centre en sus entrenamientos. Pero Tonya tiene mala reputación, su familia es disfuncional, su elección de música no es convencional y su vestimenta no destaca, los jueces no la puntúan como merece pues ella no encajaba en el modelo de patinadora que buscan para representar a los Estados Unidos.

Tonya conoce a Jeff Gillooly y se casa cuando cumple los dieciocho años, tan solo para salir del control de su madre, pero pronto empieza a sufrir abusos físicos por parte de su marido. En 1991 se convierte en la primera patinadora estadounidense en completar un salto triple axel en una competición, lo que le da cierta relevancia, pero no consigue superar a Nancy Kerrigan que siempre saca mayor puntuación. Entrenando para los Juegos Olímpicos de invierno de 1994, Tonya recibe una amenaza de muerte que la deja muy tocada. Esto le da una idea a su marido que quiere enviar cartas a Kerrigan para evitar que compita. Pero lo que iban a ser unas amenazas, termina siendo una burda agresión, los agresores son detenidos rápidamente y la investigación del FBI apunta a Tonya y su marido como responsables.

La película está configurada como un falso documental en el que podemos ver diversas entrevistas a los protagonistas del “incidente”: la propia Tonya, su madre, su esposo y el amigo del marido que contrató a los matones. Estas entrevistan van dejando paso a imágenes de los momentos más importantes y decisivos en la vida de Tonya como sus inicios en el patinaje, el divorcio de sus padres, como conoció a su esposo, sus competiciones, el triple axel… Escenas que se ven interrumpidas continuamente por cualquiera de los protagonistas, rompiendo la cuarta pared, para hacernos las aclaraciones oportunas sobre lo que acabamos de ver.

Es difícil saber quién dice la verdad, en el fondo es lo de menos, cada uno cuenta lo sucedido como lo recuerda y las versiones se contradicen. La historia nos habla de celos, maltrato, lucha de clases, el circo de la prensa sensacionalista y del maldito sueño americano que busca el triunfo a toda costa. Y lo hace en un tono de comedia negra que no se toma nada en serio y que se burla de todo, y es que esta historia real es tan ridícula y chapucera que no merece menos. Hay que esperar a los títulos de crédito para ver imágenes reales de la auténtica Tonya Harding, compitiendo y realizando su famoso salto triple axel, y las auténticas entrevistas de los protagonistas para reconocer lo fielmente que se han recreado algunas escenas.

Margot Robbie además de protagonizar también ejerce de productora, dejando claro que no es solo una cara bonita. Un trabajo impresionante que trasmite emociones sinceras en los momentos más trágicos y que te sacará una sonrisa en los más bizarros. Para preparar sus escenas de patinaje entrenó durante cuatro meses, aunque para los números más complicados tuvo dos dobles, las patinadoras Heidi Munger y Anna Malkova. Igual de maravilloso resulta el trabajo de Allison Janney interpretando a LaVona Golden, la madre de Tonya. Una mujer estricta que no dudó en abusar física y verbalmente de su hija para sacar su lado más competitivo, un personaje antipático y grotesco que Janney convierte en memorable. Sebastian Stan es el encargado de interpretar al marido de Tonya, resulta gratificante ver a Stan fuera del Universo Marvel, aunque el personaje es muy parecido al que interpretó en Bronce, con la diferencia de que aquel era ficticio y el de esta cinta es real.

Imágenes © eOne Films.

Una sórdida e increíble historia real narrada con estilo en un arriesgado y original biopic que cuenta con grandes interpretaciones femeninas.

Título original: I, Tonya.
Dirección: Craig Gillespie.
País: EE.UU.
Año: 2017.
Duración: 121 min.
Género: Drama, comedia negra.
Intérpretes: Margot Robbie, Sebastian Stan, Allison Janney, Caitlin Carver, Julianne Nicholson, Bojana Novakovic, Mckenna Grace, Paul Walter Hauser, Bobby Cannavale, Renah Gallagher, Amy Fox, Ricky Russert, Jeffery Arseneau, Bobby Akers, Suehyla El-Attar, Kaleigh Brooke Clark, Catherine Dyer, Joshua Mikel, Jason Davis.
Guion: Steven Rogers.
Música: Peter Nashel.
Fotografía: Nicolas Karakatsanis.
Productora: Clubhouse Pictures, LuckyChap Entertainment, Neon, 30West, Ai Film.
Distribuidora: Entertainment One Films Spain.
Calificación por edades: No recomendada para menores de dieciséis años.

Beatriz.

Anuncios

Aquí puedes dejar tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: