h1

Aladdín (“Aladdin”, 2019)

31 mayo 2019

Hace un mes se estrenaba Dumbo y ahora nos llega Aladdín, la segunda adaptación en acción real de un clásico Disney, de las cinco que están previstas este año (a falta de El rey león, Malefica 2 y La Dama y el vagabundo). Una fantasía musical, dirigida por Guy Ritchie (Snatch: Cerdos y diamantes, Sherlock Holmes), quien también ha escrito el guion junto a John August (Big fish, Frankenweenie), basándose en el famoso cuento de Aladino y la lámpara maravillosa, perteneciente a Las mil y una noche. Una versión contemporánea, más políticamente correcta y feminista.

Aladdín es un chico de la calle que se las apaña como puede para sobrevivir en Agrabah junto a su mono Abu. Un día en el mercado, ayuda a una joven que tenía problemas con un vendedor y se hacen amigos. Aladdín intuye que la chica vive en palacio, ella lo confirma pero dice ser la criada de la princesa Jasmine, cuando en realidad es la princesa. Aladdín no puede devolverla su brazalete pues Abu lo ha escondido y Jasmine se marcha disgustada al pensar que ha querido aprovecharse de ella.

Aladdín consigue encontrar el brazalete y acude esa noche a palacio para devolvérselo, pasando tiempo con la princesa que sigue sin desvelar su identidad. Cuando abandona el palacio es detenido por el gran visir Jafar que necesita de un chico de corazón puro, como él, para hacerse con un objeto mágico que se encuentra en la Cueva de las Maravillas. Jafar consigue convencerle al revelar la verdadera identidad de la princesa y prometerle colmarle de riquezas si entra en la cueva y le consigue una lámpara de aceite que hay en su interior. En la cueva, Aladdín descubre que en el interior de la lámpara vive un genio que tiene el poder de concederle tres deseos. Después de pensárselo mucho, el primer deseo de Aladdín es convertirse en príncipe para poder impresionar a Jasmine y que así quiera casarse con él.

Puede parecer una decisión arriesgada encargar la dirección de un musical, divertido y familiar a un director como Guy Ritchie que es conocido por sus películas sobre crímenes. Pero el cine de Ritchie también se caracteriza por su ingenio y un peculiar estilo cinematográfico que a mí me apetecía mucho ver en otro registro. Su versión en acción real del clásico animado Disney es todo lo espectacular que podríamos esperar, visualmente es deslumbrante, el vestuario es fastuoso, los efectos especiales (el genio, Abú, la alfombra voladora…) están muy bien integrados y la recreación de Agrabah resulta fascinante, con una imaginativa persecución por el bazar, con unos movimientos de Aladdín cercanos al parkour. Además, los números musicales son alegres y brillantes, en especial los protagonizados por el Genio que tienen el divertido toque de hip hop que aporta Will Smith.

Y es que otro de los aciertos de la película es el reparto, por un lado la elección de dos actores poco conocidos para encarnar a la pareja protagonista y, por otro, ver a Will Smith convertido en el Genio más genial. Mena Massoud (Jack Ryan) como Aladdín y Naomi Scott (Power Rangers) como Jasmine hacen una bonita pareja en pantalla, su química es muy buena y consiguen hacer creíble su historia de amor. Los dos cantan sus respectivas canciones, algo que solo podrán disfrutar quienes la vean en versión original, pues en España han decidido doblarlas. La película incluye una nueva canción titulada en español No callaré, Speechless en VO, que es interpretada por la princesa Jasmine.

Will Smith (Escuadrón suicida) pone todo su encanto y carisma habitual para interpretar al Genio, hace suyo el personaje, resulta muy divertido y la película siempre es mejor cuando él está en pantalla. Sus dos números musicales, No hay un genio tan genial (Friend like me) y Príncipe Ali (Prince Ali), son una autentica gozada, solo por el primero ya merece la pena haber pagado la entrada. Son un espectáculo de color y alegría, con pinceladas de Bollywood y hip hop, más el buen rollo que siempre transmite Will Smith.

Peor parado resulta Marwan Kenzari (Asesinato en el Orient Express) como el malvado Jafar, su personaje no resulta tan amenazador e intimidante como cabría esperar, una pena pues es uno de los personajes clave de la trama. Completan el reparto Nasim Pedrad (New girl) como Dalia, la dama de compañía de Jasmine, Navid Negahban (12 valientes) como el sultán de Agrabah, Numan Acar (En la sombra) como el jefe de la guardia de palacio y Billy Magnussen (Noche de juegos) como uno de los pretendientes de Jasmine.

A pesar de todo, la película no es redonda. El ritmo es un algo irregular, resultando más interesante en los números musicales o si está el Genio en pantalla. Si la comparamos con el clásico animado le falta chispa y no es tan divertida, aunque se agradece la actualización de temas y el toque feminista. Ya he dicho antes que en España han decido doblar las canciones, algo habitual en las producciones Disney, antiguas y nuevas. Creo que ha llegado el momento de que se empiecen a plantear subtitular las canciones. Soy defensora del doblaje (mi inglés no es bueno), en este país hay excelentes actores de doblaje que hacen un gran trabajo, pero en el caso de las canciones, el playback no está bien sincronizado con el movimiento de los labios. Entiendo que no es fácil, pero resulta evidente en varios momentos de la película y en el solo de Jasmine es un clamoroso desastre.

Imágenes © Walt Disney Studios.

Brillante e ingeniosa actualización de Guy Ritchie del clásico Disney, un musical lleno de encanto y muy entretenido que, sin embargo, no consigue mejorar la película original de 1992.

Título original: Aladdin.
Dirección: Guy Ritchie.
País: EE.UU.
Año: 2019.
Duración: 128 min.
Género: Fantástico, musical, aventura, romance.
Intérpretes: Mena Massoud, Naomi Scott, Will Smith, Marwan Kenzari, Billy Magnussen, Nasim Pedrad, Numan Acar, Navid Negahban, Amir Boutrous, Jordan A. Nash, Taliyah Blair, Aubrey Lin, Omari Bernard, Buckso Dhillon-Woolley, Maya Saroya, Amer Chadha-Patel, Stefan Kalipha, Nina Wadia, Amed Hashimi, Frank Welker (voz), Alan Tudyk (voz).
Guion: John August, Guy Ritchie. Remake de la cinta de Ron Clements, Ted Elliott, John Musker, Terry Rossio.
Música: Alan Menken.
Fotografía: Alan Stewart.
Productora: Walt Disney Pictures, Lin Pictures, Rideback, Marc Platt Prod., Hurwitz Creative.
Distribuidora: Walt Disney Studios Motion Picture Spain.
Calificación por edades: No recomendada para menores de seis años.

Beatriz.

Aquí puedes dejar tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: