h1

Beautiful boy. Siempre serás mi hijo (“Beautiful boy”, 2018)

9 septiembre 2019

El cineasta belga Felix Van Groeningen (Alabama Monroe) hace su debut en inglés con el drama biográfico Beautiful boy. Siempre serás mi hijo. Además de dirigir, Van Groeningen coescribe junto a Luke Davies (nominado al Oscar en 2016 por Lion) la adaptación de las memorias de David Sheff (Beautiful boy: A father’s journey through his son’s addiction) y de su hijo Nic Sheff (Tweak: Growing up on methamphetamines). La película se estrenó en el Festival de Toronto de 2018 y también pasó por la sección oficial del Festival de San Sebastián, ha recibido muy buenas críticas, además de la nominación de Timothée Chalamet en los Globos de Oro, los BAFTA, Critics Choice Awards, Satellite Awards y el Sindicato de Actores, entre otras.

Nic, el hijo adolescente de David, desaparece de casa y reaparece dos días después con signos evidentes de haber consumido drogas. Nic no admite tener un problema, pero acepta ir a una clínica de desintoxicación por contentar a su padre. Cuando el programa de 28 días termina, Nic es derivado a un piso tutelado donde está supervisado por sus médicos, pero se escapa días después. Este es el primer fracaso de muchos en los que David intenta ayudar a su hijo mientras observa impotente sus repetidas recaídas.

Beautiful boy. Siempre serás mi hijo es una historia sobre la droga en la adolescencia, pero su punto de vista es el familiar, cómo la familia se enfrenta a esa adicción y cómo el padre se desespera y pelea por encontrar herramientas con las que ayudar a su hijo que le llevan incluso a comprar droga y probarla para entender por lo que está pasando en la cabeza del joven. En esta película no hay marginalidad, ni una familia desestructurada, ni un barrio especialmente conflictivo o “malas compañías”. Se trata de una familia acomodadas, de clase media/alta y, aunque los padres del adicto están separados, el adolescente está completamente integrado en la dinámica familiar y es admirado por sus hermanos pequeños.

Un padre comprensivo y atento, un adolescente que es buen estudiante y tiene inquietudes, resulta difícil imaginar en qué momento se torció la vida de este chico y cuál fue el detonante. El guion no se para en ese tipo de explicaciones, supongo que para incidir en la idea de que cualquiera puede caer en las adicciones, da igual tu clase social o nivel cultural. La película prefiere dedicar su tiempo destacar el papel de la familia en el proceso de curación y a mostrarnos, sin sutilezas, lo duro que puede ser el proceso, tanto para el adicto como para sus seres queridos. También es verdad que el director busca muchas veces la parte más melodramática y trata de rebajar lo pasajes más duros con una bonita banda sonora.

Todo el peso de la trama lo lleva Steve Carell (Bienvenidos a Marwen), tiene mayor presencia en pantalla y su trabajo es de una entrega absoluta. Un hombre preocupado y frustrado que intenta comprender lo que le sucede a su hijo para que su ayuda sea lo más eficiente posible. Carell consigue que empaticemos con su personaje desde el primer momento. Por su parte Timothée Chalamet (Call me by your name) también hace un buen trabajo, incluso perdió varios kilos para que su aspecto fuera más realista. Su trabajo le valió varios premios y nominaciones por distintos festivales y entregas de premios. El reparto lo completan Maura Tierney (The good wife), Amy Ryan (El puente de los espías), Timothy Hutton (Beautiful girls) y Andre Royo (Aquí y ahora).

Imágenes © Diamond Films.

Grandes interpretaciones de Steve Carell y Timothée Chalamet en un emotivo y conmovedor relato sobre adiciones, rehabilitación y recaídas que evita el tono aleccionador y moralizante.

Título original: Beautiful boy.
Dirección: Felix Van Groeningen.
País: EE.UU.
Año: 2018.
Duración: 111 min.
Género: Drama.
Intérpretes: Steve Carell, Timothée Chalamet, Maura Tierney, Amy Ryan, Christian Convery, Kaitlyn Dever, Timothy Hutton, Oakley Bull, Amy Forsyth, Stefanie Scott, Julian Works, Jack Dylan Grazer, Zachary Rifkin, Kue Lawrence, Marypat Farrell, Mandeiya Flory, Andre Royo.
Guion: Luke Davies, Felix Van Groeningen. Basado en la memorias de David Sheff y Nic Sheff.
Fotografía: Ruben Impens.
Productora: Big Indie Pictures, Plan B Entertainment, Starbucks Entertainment, Amazon Studios.
Distribuidora: Diamond Films España.
Calificación por edades: No recomendada para menores de dieciséis años.

Beatriz.

Anuncios

One comment

  1. […] en una serie infantil en 2009, la hemos visto en Hombres, mujeres y niños (2014), Detroit (2017) o Beautiful Boy. Siempre serás mi hijo (2018). La relación que existe entre sus personajes es el eje de la historia, sus ganas de […]



Aquí puedes dejar tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: