h1

El irlandés (“The irishman”, 2019)

4 diciembre 2019

El siempre genial Martin Scorsese (El lobo de Wall Street) regresa con un proyecto sobre el hampa y el crimen organizado que se lleva gestando desde que Robert De Niro leyera el libro I heard you paint houses (Te escuché pintar casas), de Charles Brandt en 2004. Varias reescrituras de guion, cambios en la financiación y conseguir convencer a Joe Pesci para que hiciera de gánster de nuevo retrasaron la producción varios años. Finalmente, el rodaje de El irlandés comenzó en 2017, con un guion de Steven Zaillian (La lista de Schindler) y un presupuesto de producción de 159 millones de dólares. Tanto en Estados Unidos, como en España y en otros territorios ha tenido un breve paso por las salas, y ya está disponible en el catálogo de Netflix.

La película tiene un tiempo de ejecución de 209 minutos (algo más de tres horas y media), lo que la convierte en la cinta más larga de Scorsese, además de la más cara. El viejo Marty ha declarado que quiere que el público vea su película del tirón, no como si fuera una miniserie, cortándola en varios episodios. Mi recomendación es que le hagáis caso, la trama se compone de una serie de flashbacks que acumulan muchos detalles y se entienden mejor si se ve en continuidad. Así que sean buenos y vean la película como pretendía Scorsese (The way Scorsese intended).

Desde la residencia de ancianos en la que está ingresado, el viejo Frank Sheeran, veterano de la Segunda Guerra Mundial, nos cuenta como pasó de camionero a convertirse en sicario a sueldo de la mafia. Frank trabajó para el mafioso Russell Bufalino y su familia criminal, incluido el sindicalista Jimmy Hoffa que desaparecía años después sin dejar rastro. Frank repasa su vida, dando detalles del funcionamiento interno del crimen organizado, sus conexiones con la política y su posible relación con la desaparición de Hoffa.

Si hay alguien con oficio en esto de enganchar a la audiencia es Scorsese y el arranque de El irlandés es prueba de ello. Los dos primeros minutos los componen un prometedor plano secuencia con música de los años 50 de fondo que nos introduce en una residencia de ancianos y no se detiene hasta mostrar a De Niro en primer plano. Lo que nos cuenta el personaje no es tan solo una historia del crimen organizado de la posguerra, es mucho más, varias décadas en la vida de este grupo de mafiosos (los años cincuenta, sesenta y setenta), donde la muerte es palpable y está presente en todo momento. Muy divertida la decisión creativa de congelar la escena para mostrar sobreimpresionado cuando y como muere dicho personaje. Una narración inteligente y entretenida que en su tramo final también tiene tiempo para temas más profundos y conmovedores, como la lealtad, el cansancio del alma, la no redención, la importancia de nuestros actos y, lo más importante, muestra que este estilo de vida solo conduce a la soledad y a la muerte.

El director ha optado por que sean los mismos actores los que interpreten a los personaje en las distintas etapas de sus vidas, para ello ha usado novedosas técnicas de envejecimiento y rejuvenecimiento facial con CGI que han sido creados por Industrial Light & Magic. Algunas veces sí parece que los actores estén usando algún tipo de máscara pero, en general, el proceso es extraordinario. Esta es la novena colaboración entre De Niro y Scorsese, la primera desde Casino en 1995. El personaje de De Niro lleva todo el peso de la narración, si no está en pantalla escuchamos su voz en off narrando lo sucedido, siempre es una delicia verle actuar. Joe Pesci es Russell Bufalino, el jefe de mafia que introducirá a Frank Sheeran en el mundo del crimen organizado. La lealtad de Frank con él será tal que marcará su vida para siempre.

Para Al Pacino es su primera vez con Scorsese, curiosamente nunca habían trabajado juntos. Pacino es el sindicalista Jimmy Hoffa, un tipo que llegó a ser muy importante y que desapareció misteriosamente. Cuando Frank revela que le sucedió ha pasado mucho tiempo y su revelación ya no interesa a nadie, es precisamente esto lo que más fascina al director. Completan el elenco de mafiosos extraordinarios actores habituales en estos roles como Stephen Graham, Bobby Cannavale, Ray Romano, Jesse Plemons o Harvey Keitel. Este último tiene tan solo un par de escenas, intensas y significativas en las que no necesita decir mucho para impresionarnos. Algo parecido le sucede a Anna Paquin que interpreta a la hija mayor de Frank, un personaje que solo dice una única y lapidaria frase. No necesita más pues con sus miradas y sus gestos lo expresa todo. Creo que no lo he dicho, pero todos los personajes principales son personas reales y sus implicaciones en el crimen organizado están de sobra documentadas.

Imágenes © Tripictures, Netflix.

Una película impresionante, bien dirigida y mejor interpretada. Magistral repaso por la historia criminal de Filadelfia como solo sabe hacer Martin Scorsese.

Título original: The irishman.
Dirección: Martin Scorsese.
País: EE.UU.
Año: 2019.
Duración: 209 min.
Género: Thriller, drama, biográfico.
Intérpretes: Robert De Niro, Al Pacino, Joe Pesci, Stephen Graham, Harvey Keitel, Bobby Cannavale, Anna Paquin, Ray Romano, Kathrine Narducci, Jesse Plemons, Jack Huston, Dascha Polanco, Domenick Lombardozzi, Jeremy Luke, Gary Basaraba, Steve Van Zandt, Welker White, Action Bronson, Chelsea Sheets, Kate Arrington, Sebastian Maniscalco, Stephanie Kurtzuba, Aleksa Palladino, Marin Ireland, Jake Hoffman, Paul Ben-Victor, Louis Cancelmi, Aly Mang, Jennifer Mudge, Patrick Gallo, Rebecca Faulkenberry, Larry Romano, Margaret Anne Florence, Barry Primus, Bo Dietl, J.C. MacKenzie, Thomas E. Sullivan.
Guion: Steven Zaillian. Basado en el libro de Charles Brandt.
Música: Robbie Robertson.
Fotografía: Rodrigo Prieto.
Productora: Netflix, Sikelia Productions, Tribeca Productions.
Productor: Martin Scorsese.
Distribuidora: Tripictures.
Calificación por edades: No recomendada para menores de dieciséis años.

Beatriz.

Aquí puedes dejar tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: