h1

Big fish (2003)

2 septiembre 2020

En el año 2003 Tim Burton estrena Big fish, un bonito cuento sobre lo complicadas que pueden ser las relaciones paternofiliales, que es para muchos una de sus mejores películas. Se trata de la adaptación cinematográfica de la novela Un pez gordo (Big fish: A novel of mythic proportions) escrita por Daniel Wallace en 1998. El encargado de la adaptación fue el guionista, director, productor y novelista estadounidense John August en la que sería la primera de una larga trayectoria colaborando con Burton en películas como Charlie y la fábrica de chocolate, La novia cadáver, Sombras tenebrosas o Frankenweenie.

La película resultó ser un éxito en taquilla, recaudando 122,9 millones de dólares cuando su presupuesto fue de 70 millones. Pero también convenció a la crítica, recibiendo múltiples nominaciones en distintas categorías, destacando las cuatro nominaciones de los Globos Oro, siete en los BAFTA, una nominación en los Premios Óscar, dos más en los Saturn Awards y hasta una nominación en los Premios Grammy por la fabulosa banda sonora original de Danny Elfman.

Will Bloom ha crecido escuchando las fabulosas historias que contaba su padre sobre su vida, unas historias que creía cuando era pequeño pero que ahora detesta pues piensa que son invenciones para disfrazar una vida menos interesante. El día de su boda se siente tan avergonzado de que su padre vuelva a contar la historia de cuando él nació que Will termina discutiendo con su padre y dejando de hablarle durante mucho tiempo. Tres años después, Will vive en París con su mujer que está a punto de dar a luz, cuando se entera que su padre está enfermo y puede que no le quede mucho tiempo de vida. Will y su mujer viajan a casa de sus padres para reconciliarse con Edward. Aunque lo que realmente desea Will es que su padre le cuente la verdadera historia de su vida.

Ed vuelve a contarle a su hijo la historia de su vida desde que era un niño, una serie de flashbacks que dan paso a unos fantásticos relatos sobre su trabajo en un circo, su participación en la Guerra de Corea o cómo conoció al amor de su vida. Relatos que implican una bruja con un ojo de cristal, un gigante que come ganado, una ciudad en la que nadie usa zapatos, un hombre lobo, dos cantantes gemelas siamesas o un hombre al que ayudó a dejar de ser un forajido para triunfar en Wall Street. Una deliciosa e inteligente narración que habla de temas universales como el amor incondicional, la comprensión mutua o el poder de la fantasía para embellecer una realidad menos agradable. Todo ello con la complicada relación padre hijo de los protagonistas como hilo conductor.

La desbordante imaginación de Tim Burton y esa fuerza visual tan característica de su filmografía vuelven a ser lo más destacable a nivel técnico. El director consigue crear un mundo irreal donde todo tiene cabida y el poder de la fantasía todo lo puede. Unos bonitos paisajes capturados con pasión y de una manera tan idílica que querrás visitarlos. Por cierto, el decorado de la ciudad de Spectre aún permanece y se ha convertido en una atracción turística. Está ubicado en una isla en el lago Jackson en el condado de Elmore (Alabama). La extrañamente hermosa mezcla de fantásticos lugares, extravagantes personajes y profundidad emocional hacen que Big fish sea tan divertida y entretenida, y una de las joyas imprescindibles de Burton.

El veterano Albert Finney interpreta al viejo Ed, un tipo ingenioso, entrañable y divertido capaz de convertir cualquier conversación en una historia, adornándola como el buen narrador que es. Albert Finney se las arregla para dejar un personaje memorable sin esfuerzo aparente. Cada vez que el viejo Ed empieza una historia, aparece en escena Ewan McGregor interpretando al joven Ed, un chico resolutivo y agradable que cae bien a todo el mundo y que vivirá situaciones de lo más impredecibles. Jessica Lange, Billy Crudup y Marion Cotillard interpretan al resto de familiares de Ed. Mientras que Steve Buscemi, Helena Bonham Carter, Danny DeVito, Deep Roy y hasta una jovencísima Miley Cyrus son algunos de los peculiares seres que se cruzarán en su vida.

Imágenes © Sony Pictures.

Encantadora fantasía gótica sureña sobre un conmovedor drama entre padre e hijo contado como solo Tim Burton sabe hacer. Imprescindible.

Título original: Big fish.
Dirección: Tim Burton.
País: EE.UU.
Año: 2003.
Duración: 126 min.
Género: Drama, fantástico.
Intérpretes: Ewan McGregor, Albert Finney, Billy Crudup, Jessica Lange, Alison Lohman, Helena Bonham Carter, Steve Buscemi, Danny DeVito, Marion Cotillard, Jeff Campbell, Missi Pyle, Robert Guillaume, David Denman, Loudon Wainwright, Deep Roy, Miley Cyrus.
Guion: John August, basado en la novela de Daniel Wallace.
Música: Danny Elfman.
Fotografía: Philippe Rousselot.
Productora: Columbia Pictures, Zanuck Company, Jinks-Cohen Company.
Distribuidora: Sony Pictures Releasing de España.
Calificación por edades: Apta para todos los públicos.

Beatriz.

Aquí puedes dejar tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: