Posts Tagged ‘envejecimiento’

h1

El secreto de Adaline (“The age of Adaline”, 2015)

28 octubre 2015

El secreto de Adaline (The age of Adaline)

Adaline Bowman (Blake Lively) nació en San Francisco el día de año nuevo de 1908, se enamoró, se casó, tuvo una hija y al poco tiempo enviudó. Cuando tenía 29 años se dirigía en coche a casa de sus padres y empezó a nevar, sufrió un accidente de coche, cayendo a un río de agua helada que le produjo hipotermia, pero Adaline vuelve a la vida al caerle un rayo. Esta sucesión de acontecimientos hace que se detenga su proceso de envejecimiento, algo que se hace patente cuando su hija Flemming va creciendo y ella mantiene siempre el mismo aspecto.

Michiel Huisman y Blake Lively

Las autoridades sospechan de ella y se ve obligada a huir, cambiar de nombre y dejar de ver a su hija durante un tiempo hasta que se olviden de ella. Así ha pasado el último siglo, ahora tiene 107 años y el mismo aspecto que cuando tenía 29. Lleva diez años con su última identidad, por lo que está arreglando las cosas para cambiar de nuevo y mudarse lejos, pero conoce a Ellis Jones (Michiel Huisman), un joven que la invita a salir y del que termina por enamorarse.
Read the rest of this entry ?

Anuncios
h1

In time (2011)

15 enero 2012

Años después, Andrew Niccol ha vuelto a la ciencia-ficción, género con el que, a finales de los noventa, se nos presento como director y guionista con el muy aceptable film Gattaca. Unos meses después, nos obsequió con un muy buen guion: El show de Truman, dirigida en 1998 por Peter Weir.

Lo posterior en el genero sci-fi fue la fallida Simone, película que sirvió a los críticos para bajarle del altar al que ellos mismos le habían subido antes. Recuperó algo del buen hacer perdido con El señor de la guerra, una sobresaliente sátira sobre la confrontación bélica que será recordada, entre otras cosas, por ser uno de los mejores trabajos que hizo Nicolas Cage durante la pasada década.

Ahora, Niccol nos trae una propuesta que sale de su propia pluma y cuyo punto de partida no podría ser más sugerente.

En el futuro en el que el tiempo es considerado literalmente  dinero y es posible detener el proceso de envejecimiento a los 25 años, la única manera de seguir vivo es ganar, robar o heredar más tiempo. Will Salas (Justin Timberlake), un humilde trabajador, vive su vida minuto a minuto, hasta que una inesperada ganancia de tiempo le permite acceder al mundo de los ricos. Allí conoce a una hermosa joven heredera (Amanda Seyfried), junto a la que tratará de destruir el corrupto sistema en el que unos pocos viven a cuerpo de rey, mientras el resto malvive con el temor de quedarse sin tiempo…

Vivir para siempre y no envejecer ante el paso de los años… caprichos  ansiados desde que existe la  humanidad y que han dado origen a múltiples leyendas acerca de pócimas, fuentes o frutas que podrían conferir tales poderes.

Luchar contra la muerte es una batalla perdida. Retrasar el envejecimiento es algo que, de algún modo sí hemos conseguido alcanzar, aunque sea a base de ungüentos dignos de un falso chamán, laboratorios (todas esas cremas y lociones de conocidas marcas, que usan muchas mujeres y cada vez más hombres) o sometiéndose a las “milagrosas” operaciones de un cirujano plástico (aunque a veces sea para salir hecho/a un espantajo).

Read the rest of this entry ?