Posts Tagged ‘James Coburn’

h1

Monstruos, S.A. (“Monsters, Inc.”, 2001)

14 junio 2013

Monstruos, S.A.

Está a punto de estrenarse en España Monstruos University, la precuela de Monstruos, S.A., así que es el momento de dedicarle un homenaje a esta divertida comedia de Pixar, dirigida por el veterano Pete Docter y que contó con muchas aportaciones creativas del productor ejecutivo John Lasseter, uno de los ‘jefazos’ de Pixar, en lo que fue la cuarta colaboración entre Disney y Pixar y que consiguió cuatro nominaciones a los Premios Oscar.

Monstruos, S.A.

En Monstruopolis la mayor empresa productora de energía es Monstruos, S.A. que se encarga de recoger los gritos de los niños cuando se asustan para producir energía. James P. Sullivan, al que todos llaman Sulley, es el mejor de sus asustadores. Mike Wazowski es su ayudante, además de su mejor amigo y compañero de habitación cuya misión es que Sulley tenga todo a punto para poder asustar a los niños entrando de noche por la puerta de su armario, los niños son altamente tóxicos y los asustadores no pueden entrar en contacto con ellos. Pero un día Boo, una niña pequeña, entra en el mundo de los monstruos después de una visita de Sulley, que con ayuda de Mike intentará devolverla a su casa antes de que se enteren en la empresa y cunda el pánico entre los asustadores.
Read the rest of this entry ?

Anuncios
h1

Cárceles de película

19 julio 2009

Desde que el hombre vive en sociedad, se ha regido por unas normas de convivencia adoptadas de forma democrática o impuestas por el líder. Como no todo el mundo ha estado dispuesto a respetarlas, ha sido necesario un código que castigue al que las infringe. El castigo debía dar solución al problema, dependiendo de la gravedad de la falta. Al principio no existían las cárceles por motivos evidentes: no es práctico mantener a los fuera de la ley, entendiendo el mantenimiento como el suministro de alimentos, ropa y protección ante los peligros. El que no estuviera dispuesto a convivir en armonía, debía irse de la tribu. La creación de presidios no fue hasta mucho tiempo después. Las cárceles como las conocemos hoy –con muchísimas variaciones- son producto del siglo XIX. En un principio, eran lugares de confinamiento del sospechoso, nada más ser detenido, en espera de que se le aplicara el castigo, para que no se escapara tras el arresto. Después se le sancionaba y podía ser con la muerte, el exilio, castigos físicos, multas, o bien quedar en libertad. Hoy en día, la cárcel, con la pena de privación de libertad, es un castigo en sí. Read the rest of this entry ?