h1

Mi Idaho privado (“My own private Idaho”, 1991)

20 septiembre 2017

Una gran parte de la filmografía de Gus Van Sant se caracteriza por retratar de una forma incisiva la juventud marginada, los grupos minoritarios y por una defensa del movimiento y la cultura gay, en películas independientes de bajo presupuesto. Quizás uno de los mejores exponentes de este cine sea Mi Idaho privado, una cinta de culto que hoy en día sigue siendo una de las mejores películas sobre la homosexualidad que ofreció el cine estadounidense en los años 90.

El guion del propio Gus Van Sant se basa vagamente en las obras de Shakespeare Enrique IV (partes 1 y 2) y Enrique V, principalmente en lo relacionado al personaje de Keanu Reeves. La cinta se estrenó en el 48º Festival de Cine de Venecia, donde fue bien recibida por la crítica y River Phoenix, uno de sus protagonistas, se alzó con la Copa Volpi al mejor actor. También pasó por los festivales de Toronto y Nueva York, consiguiendo una recaudación en Estados Unidos de 6,4 millones de dólares, muy por encima de su presupuesto de 2,5 millones.

Mike Waters (River Phoenix) y Scott Favor (Keanu Reeves) son dos jóvenes chaperos que se ganan la vida en las calles de Portland. Mientras que Scott lo hace por pura rebeldía ante su padre, el alcalde de Portland, Mike viene de una familia desestructurada, es homosexual y sufre de narcolepsia. Mike está obsesionado con encontrar a su madre, así que Scott le acompaña en un viaje para buscarla que les llevara a Idaho y después a Italia.

Gus Van Sant (El indomable Will Hunting, Tierra prometida) vuelve a desplegar su impresionante capacidad creativa con un largometraje de tiempo lento y sobriedad estética que, aparentemente, es una fábula sobre un grupo de homosexuales y la naturaleza de su vida callejera. Pero la historia abarca mucho más, nos habla de los modelos de familia (de las reales y de las sustitutas), de personas que necesitan sentir que pertenecen a un grupo que les acepte tal y como son, y también de rebeldía, de contracultura y experimentación.

El lado artístico y alegórico de Van Sant también está muy presente, las escenas de sexo son sustituidas por imágenes fijas que representan la condición indiferente y mecánica del acto en sí para los protagonistas. Mientras que las ensoñaciones de Mike durante la narcolepsia son poderosas imágenes de Idaho de gran belleza. Por cierto, que el título de la película proviene del tema Private Idaho que el grupo B-52 publicó a principios de los años 80.

Otro de los factores que han hecho de Mi Idaho privado una cinta de culto son las impresionantes y magnéticas actuaciones de River Phoenix y Keanu Reeves. La rebeldía y el vacío interior de Scott, el deseo de sentirse querido de Mike, personajes naturales y fascinantes, que son fáciles de creer y transmiten verdad gracias a las portentosas actuaciones de Reeves y Phoenix. La carrera de Keanu Reeves ha sido muy irregular, pero ha demostrado ser un actor competente cuando ha tenido un proyecto a la altura, como este. Por su parte, River Phoenix recibió varios premios por su trabajo (Copa Volpi, Premios Independent Spirit, National Society of Film Critics) que confirmaron su estatus de joven promesa. Una pena que su carrera se viera truncada en 1993 (con veintitrés años) por una temprana muerte que nos ha impedido seguir disfrutando de su talento.

Imágenes © 1991 New Line Cinema.

Una película visualmente interesante e intelectualmente estimulante que no sigue reglas establecidas y, pese a los temas que trata, tiene momentos de increíble delicadeza y sensibilidad.

Título original: My own private Idaho.
Dirección: Gus Van Sant.
País: EE.UU.
Año: 1991
Duración: 104 min.
Género: Drama.
Intérpretes: River Phoenix, Keanu Reeves, James Russo, William Richert, Rodney Harvey, Chiara Caselli, Udo Kier, Grace Zabriskie, Jim Caviezel, Tom Troupe, Brian Wilson, Wade Evans, Vana O’Brien, Flea.
Guion: Gus Van Sant.
Música: Bill Stafford.
Fotografía: Eric Alan Edwards, John J. Campbell.
Productora: New Line Cinema.
Distribuidora: M.C. Entertainment S.A.
Calificación por edades: No recomendada a menores de dieciocho años.

Beatriz.

3 comentarios

  1. Una peli que retrata el crudo abandono y la desolación callada de un joven prostituto sin opciones en la vida, River Phoenix magistral como Mike, un joven actor que fue el único en transmitir en pantalla la misma vulnerabilidad y sufrimiento de James Dean, probablemente esta cinta es la mejor en la filmografía de Van Sant.


  2. Estoy de acuerdo elblogdeadrianadammielmora


  3. […] Mi Idaho privado (My own private Idaho, […]



Aquí puedes dejar tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: